Log in
Sin imágenes

CCOO se muestra cauta ante los posibles cambios en Educación

Hoy hemos visto atendida por el presidente del gobierno la demanda de un cambio de rumbo en educación realizada por CCOO el pasado sábado, solicitando medidas urgentes de claridad y concreción para la desescalada educativa y criticando el traslado de responsabilidades a los equipos directivos y al profesorado en esta situación.

Desde la federación de enseñanza de Comisiones Obreras Canarias, primer sindicato de la enseñanza, ante la dimisión de la consejera de educación, Sra. María José Guerra Palmero, indicamos que no es una situación que nos sorprenda teniendo en cuenta que desde hace unas semanas se reconocía públicamente las discrepancias internas en la consejería.

No obstante, lo que ha generado el revuelo en educación este fin de semana ha sido la pretensión, anunciada el viernes pasado, de descargar las responsabilidades de la desescalada educativa en los equipos directivos de los centros sin que se pueda asegurar las medidas sanitarias necesarias para evitar el rebrote de la pandemia. Esto nos ha llevado a pedir desde CCOO un cambio de rumbo y que de forma urgente interviniera el presidente del gobierno como así lo ha hecho.

Desde CCOO queremos agradecer la labor realizada por la consejera de educación en este período y poner en valor su defensa del carácter educativo de la escuela frente al carácter asistencial, que defienden otros miembros del gobierno, así como la protección del servicio público educativo.

Nos preocupa ahora que los cambios que se produzcan puedan generar aún más desasosiego en la comunidad educativa si no se actúa de forma ágil, dando respuestas a las incógnitas que se vienen planteando desde un principio:

- Inicio de la actividad escolar a partir de septiembre de 2020.

- Instrucciones claras y concretas para la comunidad educativa en la vuelta progresiva a la normalidad. Debe explicarse en qué consiste la voluntariedad del regreso a los centros del alumnado y el profesorado.

- Elaborar urgentemente un Plan de Desescalada Educativa.
- Paliar la falta de personal en el servicio de prevención de riesgos laborales que debe certificar que se cumplen con las condiciones adecuadas de seguridad y salud en todos los centros educativos de Canarias. Hemos denunciado esa carencia reiteradas veces ante la inspección de trabajo que siempre ha resuelto a nuestro favor.

- Constituir y convocar inmediatamente los distintos comités de seguridad y salud insulares y el departamental.

- Un plan de inversión compensatorio de las brechas del alumnado y que garantice los recursos necesarios para cubrir las necesidades del sistema.

- Regulación de las nuevas condiciones laborales del personal docente. Garantizar las medidas preventivas, ergonómicas y psicosociales, de la educación a distancia, un horario justo y la formación necesaria para hacer frente a este nuevo modelo educativo.

- Programar las adaptaciones curriculares y organizativas (recursos y espacios) necesarias para los diferentes escenarios previstos en el inicio del próximo curso.

Por último, insistimos en que la vuelta a la actividad educativa del próximo curso ha de ser planificada y negociada con antelación con las organizaciones sindicales desde la perspectiva de la prevención de riesgos laborales, con el servicio de prevención, y de las condiciones laborales y pedagógicas, con responsables de la consejería de educación.

CCOO se pone a disposición de la Administración y del nuevo equipo de la consejería que se genere para seguir trabajando en beneficio de la educación canaria como siempre hemos hecho.