Log in
Sin imágenes

«El sindicalismo de clase es hoy más necesario que nunca»

Audio de la Charla-coloquio en la Sala San Borondón

SB-Noticias.- Gerardo Rodríguez, profestor de Filosofía y miembro de STEC-IC, ofreció recientemente en la Sala San Borondón una interesante charla sobre “Sindicalismo en Canarias”.

Gerardo Rodríguez ofreció un breve recorrido por la evolución del sindicalismo y la situación actual del movimiento sindical a nivel general y en Canarias.

Hizo una contundente defensa del sindicalismo, sin el cual – asegura- la situación de la clase trabajadora sería peor aún y estaría inerme frente a los poderes del sistema capitalista. Se muestra convencido de que no se puede cuestionar la existencia de los sindicatos, que son la salvaguarda de las condiciones de los trabajadores en seguridad laboral, salarios, en las negociaciones y convenios colectivos…

Gerardo Rodríguez solo concibe el sindicalismo de clase, aquel que está al servicio de una sociedad más justa, frente a los sindicatos trasversales, “que son correa de transmisión de los poderes establecidos y que han contribuido en buena medida al descrédito del sindicalismo”.

Rechaza el relato de quienes potencian el descrédito del sindicalismo, acusándolo de ser una estructura anticuada que forma parte del pasado y afirma que se trata de un discurso auspiciado desde determinados focos de poder.

Frente al sindicalismo, alerta de que el sistema capitalista trata de fomentar el individualismo en el trabajo, con formatos como el teletrabajo que lo que vienen es a crear una atomización que permite controlar mejor a los trabajadores “si los trabajadores caen en esa trampa, ya el sistema  capitalista tiene ganada la partida”.

Frente a este individualismo, Gerardo Rodríguez insiste en que debe fomentarse la unidad y la solidaridad entre los trabajadores, porque en la actualidad no existe conciencia de clase y los sindicatos son la vanguardia  de una clase, la trabajadora.

Por otra parte, hizo un repaso por la evolución del sindicalismo en Canarias y su situación actual.

Gerardo Rodríguez señala tres tipos de sindicatos hoy,  los todavía revolucionarios, otras organizaciones que se limitan a mejorar las condiciones de los trabajadores dentro de la economía de mercado, sin pretender transformar la sociedad.  Y por último, los sindicatos que abogan por mejorar las condiciones de un sector profesional muy concreto.

Asimismo, señala que algunos de los antiguos sindicatos revolucionarios han ido evolucionando, en  su acción sindical, a una línea más institucionalizada (en referencia a las principales centrales sindicales). Como ejemplo destaca la fallida concertación social entre Gobierno y centrales sindicales en Canarias, que – asegura- no ha servido para nada.

También Gerardo Rodríguez habló de su sindicato, el STEC, que este año celebra su 40 aniversario. El Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Canarias nació después del boicot de las oposiciones de Magisterio.

El STEC se define como un sindicato reivindicativo y transformador, un instrumemto en manos de los maestros y la sociedad, “en la actualidad sus principios continúan vigentes, es una herramienta de transformación social para la mejora de las condiciones de los trabajadores de la enseñanza”, afirma.

Valorar su trayectoria y alaba el hecho de que el STEC siempre ha estado en primera línea de la educación, una trayectoria que además está reconocida y avalada en las urnas.