Log in
Sin imágenes

El STEC-IC reclama a la Consejería de Educación que apoye a los centros con alumnado con discapacidad

El STEC-IC exige de la Consejería de Educación del Gobierno de Canarias que dote de recursos personales y medios materiales a los centros y docentes para la atención del alumnado con Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE) ya que, por la propia responsabilidad que comporta dicha docencia, necesitan auxiliares que los ayuden en sus funciones.

Los centros ordinarios escolarizan al alumnado NEAE que tienen un perfil con diferentes grados de discapacidad recogidos en un informe psicopedagógico. El Sindicato denuncia que la Consejería de Educación procede a la contratación de los auxiliares a partir del 1 de octubre pero este personal contratado no es suficiente para cubrir las necesidades que tienen los centros afectados. Centros que ven con impotencia como peligra incluso la integridad física de sus docentes debido a las agresiones que, en ocasiones, este alumnado con dificultades de autocontrol pueden ocasionar entre sus educadores, recordamos que, en algunos casos, es alumnado bajo tratamiento cuya medicación debe ser adecuadamente ajustada.

Afirman que, sin respaldo ni protección, en muchas ocasiones estos profesionales tienen que ver incluso como se cuestiona su profesionalidad y se duda de sus buenas prácticas cuando han sido y son el sostén y el apoyo de este alumnado, capacitándolos para su integración social y laboral, amén del cuidado y cariño personal que les profesan.

Por otro lado demandan también de la Consejería que aumente la dotación de adjuntos de taller y auxiliares de las Aulas Enclave porque son absolutamente indispensables para los docentes que trabajan en ellas.

Recuerda el STEC que las Aulas Enclave trabajan con alumnado de Necesidades Educativas Especiales (NEE), que tienen una adaptación curricular mucho más acentuada que el alumnado NEAE. La Consejería de Educación debería de implementar medidas de conexión cuando se finaliza la estancia de este alumnado en las Aulas Enclave, a los 21 años, y el mundo laboral puesto que en la mayoría de las ocasiones solo les quedan los centros ocupacionales o irse a sus domicilios sin posibilidad de inserción social.

Por otra parte, los auxiliares y adjuntos de taller de Aulas Enclave tienen incluso menos horario que el alumnado al que apoyan, puesto que terminan su jornada laboral a las 13:00h mientras que el alumnado sale de clase a las 13:30h. Por ello no tienen tiempo suficiente para coordinarse con el propio profesorado. Reseñar también que esta falta de consideración es responsabilidad de la Consejería de Educación cuyas medidas de recortes hacen que este personal de apoyo sea contratado a partir del 1 de octubre y no del 1 de septiembre que es cuando debería de empezar a trabajar.

El STEC recuerda a la Consejería que la Educación requiere de más recursos para quien realmente lo necesita y de menos medidas de relumbrón a las que nos tienen acostumbrados.