Log in
Sin imágenes

Huelga del personal laboral de Educación por la privatización de los comedores escolares

Denuncian que la Consejería de Educación haya tratado de desmovilizar la huelga, desmintiendo que se vaya a privatizar ningún comedor escolar

Este jueves 15 de junio. el personal laboral de la Consejería de Educación del Gobierno canario ha convocado a una huelga en protesta por la privatización de los comedores escolares en los centros educativos, lo que, a juicio de los sindicatos convocantes, “repercute muy negativamente en la calidad alimentaria y, muy especialmente, en la formación integral de los menores”.

Asimismo se realizarán concentraciones a las puertas de la Consejería u Oficinas Insulares de Educación en:
TENERIFE: De 9:00 a 13:00 horas en la Avda. Buenos Aires.
GRAN CANARIA: De 9:00 a 10:30 horas en la Avda. Primero de Mayo.
LA PALMA: De 9:00 a 13:00 horas en C/ Las Norias, 1.

También marcharán en Manifestaciones en los siguientes itinerarios:
TENERIFE: A las 12:00 horas desde la Consejería de Educación
GRAN CANARIA: A las 10:30 horas desde la Consejería de Educación
LA GOMERA: A las 11:00 horas desde la República de Chile hasta la Plaza de Las Américas.



Los sindicatos convocantes denuncian que la privatización de los comedores escolares, de los cuales ya se han materializado siete en el conjunto de las islas, supone un incremento de las cuotas de comedor de hasta 30 euros mensuales para los padres, al tiempo que empeora la calidad del empleo y aboca a muchos trabajadores al paro. Además, la privatización supone una reducción del tiempo de permanencia de los  niños y niñas en los centros educativos, al tiempo que se les priva de la relación estable con las personas que se encargan de su alimentación y de inculcar en ellos hábitos saludables.

MANIFIESTO

El comedor en los centros escolares que comenzó como un servicio adicional, ofrecido a sus alumnos, profesores y personal de administración y servicios de estos centros, que se acogían al mismo, ha evolucionado progresivamente en su aceptación, convirtiéndose en la actualidad en un recurso de evidente componente social y educativo con un alto incremento en su demanda por parte de las propias familias de sus alumnos.
El comedor escolar, para nosotros y nosotras, como personal de los centros docentes, es concebido como un servicio público y complementario de los propios centros con un marcado componente social, en apoyo a la mejora de su propia eficacia educativa. En este sentido, el servicio público de comedor presenta diversas ventajas para el acceso a una educación de calidad al alumno con necesidades específicas de apoyo educativo, favoreciendo, así mismo, que las familias puedan conciliar su actividad laboral con la adecuada atención a sus hijos e hijas. Por tanto, no la concebimos como una actividad independiente a la actividad educativa, sino que, por el contrario, para el personal no docente de la Consejería de Educación, el comedor escolar está integrado en la vida del centro y forma parte de su programación anual. Por tanto, dejando claro que la propia calidad del centro educativo se constata a través de su planificación y de la organización de todos sus servicios donde el comedor se integra como la mejora de su índice de calidad.
El personal de los comedores escolares nos preocupamos en inculcar a nuestros niños y niñas los hábitos de una alimentación saludable, educando desde la comida, bajo los principios de una dieta equilibrada conlleva el evitar problemas de futuro. Base que se fundamenta en una elaboración directa desde las propias cocinas que constituyen un todo de los centros de enseñanza. La salud y bienestar de nuestros niños y niñas depende de una correcta alimentación. Es esa nutrición la base que previene de enfermedades cuyas consecuencias se sufren a lo largo de toda la vida, y es además requisito para un correcto desarrollo físico y mental.
La privatización, bandera que está desplegando la Consejería de Educación a través de su Dirección General de Ordenación, Innovación y Promoción Educativa, conlleva el desmantelar un servicio público de calidad a favor de un catering. Con la gestión directa por el propio centro, todos los recursos públicos se dedican enteramente a la prestación en calidad del servicio de comedor, contrario a la gestión privada, donde priorizan los beneficios de la empresa enfrentados con la calidad de su servicio. Buena prueba de ello la encontramos en las diversas y reiteradas quejas públicas presentadas contra la mismas por la mala calidad y los peligros que conlleva el transporte para el correcto estado de conservación de los alimentos preparados.
Menor calidad y mayor precio…!!!, binomio gráfico de estas empresas de catering, donde los receptores son nuestros menores, inocentes, de un mercantilismo propiciado por una actividad que el propio sector público debe defender. Es la lógica de la rentabilidad que actualmente rige en la Comunidad Autónoma, bajo el apoyo de sectores que recelan de lo público, dándole un carácter inferior a su gestión pública frente a la privada.
La defensa y la apuesta por los servicios públicos es una batalla que no debemos perder ya que de ellos se surte el estado del bienestar y garante del estado de derecho.
La educación y los comedores escolares como mandato constitucional son derechos que debemos defender conjuntamente frente a su privatización. Toda vez, que, para nosotros y nosotras, como personal de los comedores de estos centros …
TAMBIÉN SOMOS EDUCACIÓN!!!