Log in
Sin imágenes

STEC-IC reclama la evaluación continua frente a la imposición de la PAU y exige la derogación de la LOMCE

SB-Noticias.- El gobierno estatal del PP ha publicado una orden ministerial en diciembre anunciando  que el MEC elaborará el 70 % del contenido de la PAU y que el otro 30% restante será competencia de las comunidades autónomas. Este anuncio se hace como si se tratara de la muestra de un nuevo talante democrático y de consenso  del gobierno estatal del PP. En realidad lo que se oculta detrás de la PAU es un engaño más a la ciudadanía.

El anuncio de esta nueva PAU ha sido una conquista de las comunidades educativas que se movilizaron estos últimos meses rechazando las reválidas, especialmente los estudiantes. La PAU es un avance frente a las reválidas de la LOMCE, pero es un intento del PP de maquillar esa Ley educativa y pone de manifiesto su negativa a derogarla.

El PP no plantea la derogación de la LOMCE. Mucho antes de conformarse el gobierno y ante la presión ejercida por todos los agentes implicados en el ámbito educativo, había afirmado que las reválidas previstas en la LOMCE no tendrían este curso efectos académicos.

El STEC-IC se opone a esta PAU por diferentes razones. Estas pruebas son pruebas externas, innecesarias y contrarias a la evaluación continua. El alumnado cursa segundo de Bachillerato, tiene un seguimiento a lo largo del curso del profesorado que ejerce la labor docente y no necesita sobrecargarse con más exámenes de agentes extraños a su centro educativo. Asimismo estas evaluaciones desprecian el trabajo de los docentes, cuestionando sus calificaciones y la consecución o no de los objetivos por el alumnado en cada etapa educativa. Es una falacia defender que ese 70% que diseñará el MEC garantizará la posibilidad de acceder a los estudiantes a cualquier universidad en igualdad de condiciones. Lo que realmente garantiza la equidad y la igualdad es consensuar contenidos curriculares de las distintas materias a impartir a lo largo del periodo académico, disponer de suficientes recursos materiales, financieros y humanos en los centros educativos públicos, compensar las desigualdades sociales, económicas y culturales del conjunto del alumnado atendiendo a los desajustes del aprendizaje y a las necesidades especiales, dignificar la labor docente recuperando todo lo perdido por los recortes practicados, incrementando los presupuestos en Educación.

Esta PAU está además basada en la LOMCE y en las materias que el PP ha considerado como importantes y prioritarias. Para la nota contarán cuatro materias troncales y para subir la nota habrá dos optativas. Una vez más se desprecian todas aquellas materias relacionadas con la Filosofía, la educación artística y en valores y que lleven al alumnado a reflexionar y cuestionar el orden social, económico y político establecido. Este ha sido un debate crucial desde la imposición unilateral de la LOMCE a espaldas de la ciudadanía. En la PAU se prorroga y proyecta como en un espejo real todo el contenido y el carácter segregador, antidemocrático, academicista, privatizador y de desintegración de la LOMCE.

El gobierno del PP pretende desviar la atención para que no se focalice el problema en los efectos perniciosos de la LOMCE haciendo tan solo pequeños retoques para  prorrogarla.
Los agentes implicados en el ámbito educativo han exigido y continúan exigiendo la derogación total de la Ley educativa del PP.

Desde el STEC-IC seguiremos llamando a movilizarnos para lograr mediante un debate y la participación democrática del conjunto de la ciudadanía una ley alternativa a la LOMCE.