Log in
Sin imágenes

“El mismo PP que critica al Gobierno canario por su gestión de las políticas sociales es el que quiere derribar el Estado de bienestar”

El Gobierno financió el pasado año 56.424 solicitudes de justicia gratuita, un 10,76% más que en 2012
 
{mosimage}La portavoz de Asuntos Sociales del Grupo Parlamentario Socialista, Rosa Jerez, asegura que el mismo PP que critica al Gobierno de Canarias por su gestión de las políticas sociales “es el que quiere derribar el Estado de bienestar”. Tras analizar la forma con que el PP está abordando situaciones como la pobreza infantil o la dependencia, Jerez afirma que “queda constatado que para el PP, las prioridades son otras y poco o nada tienen que ver con esos miles de canarios y millones de españoles que lo están pasando francamente mal sin recibir ni una sola respuesta del Ejecutivo de Rajoy”.


La diputada recuerda que Canarias vuelve a ser, por cuarto año consecutivo, la comunidad peor financiada por el Gobierno de España, lo que complica el margen de maniobra de la Administración regional para afrontar el pago de los servicios públicos esenciales. “El mismo PP que critica al Gobierno de Canarias por su gestión de los servicios básicos es el que ejecuta un recorte tras otro desde el Estado para ponérselo más difícil a la Comunidad Autónoma y, con ello, a todos los canarios”, denuncia.
 
Jerez recuerda que Canarias recibe 1,23 millones de euros de los 16 que destina el Gobierno de España a las comunidades para la lucha contra la pobreza infantil. Considera “irrisoria” esta cifra, habida cuenta de que se trata de uno de los países de Europa donde este problema alcanza mayores índices, “traduciéndose en que cada menor recibirá la ridícula cantidad de seis euros al año”.

Sin embargo, destaca que “a pesar del PP” y en el marco de la estrategia canaria contra la pobreza, existen acciones encaminadas a paliar los efectos de la crisis, especialmente entre las familias con menores. Subraya que Canarias ha sido pionera al poner en marcha el plan de comedores escolares en verano, que este año está permitiendo que se atienda a más de 6.000 niños con escasos recursos, y señala que esta iniciativa está siendo imitada en otras comunidades autónomas tras el éxito obtenido en su primera edición.

Explica que con un presupuesto de 11,7 millones de euros (tres millones más que en 2013), de los más de 66.000 niños que acuden a comedores escolares, 11.332 de ellos reciben algún tipo de ayuda para sufragar ese gasto. Asimismo, valora que el servicio de comedor se haya extendido, por primera vez, a Secundaria y el notable incremento en la oferta de desayunos para alumnos cuyas familias están atravesando dificultades económicas.

En políticas sociales, el programa de Prevención e Intervención en el Área del Menor y la Familia se incrementa en un 3,5 por ciento, situándose en 38,4 millones de euros. Destaca la subida de la partida para acogimiento familiar de niños en desamparo, que crece en un 41,78 por ciento.

“Mientras, el Gobierno del PP mantiene este año la misma cuantía que en 2013 para el Plan Concertado de Prestaciones Básicas, lo que se suma al recorte del 40 por ciento que ya realizó en 2012”, critica. En el marco de este programa, Canarias recibirá 1,19 millones de euros de los 13,2 millones que cuesta su mantenimiento.

Jerez hace hincapié en que con el PSOE en el Gobierno de Canarias, se han incrementado los fondos para dependencia por tercer año consecutivo, pasando de los 78 millones que tenía en 2011 a los 88,8 presupuestados para 2014. La portavoz socialista considera lamentable que la aportación del Gobierno del PP a la atención a la dependencia sea cada vez menor, sin olvidar el recorte de 1.591 millones que ejecutó al comienzo de la legislatura y el descenso posterior de otros 1.108 millones.

Por ello, propone una reflexión en torno a la propuesta lanzada desde algunas comunidades autónomas, incluso gobernadas por el PP, en la línea de que la ley de dependencia sea tratada en el Congreso para evaluarla y ver qué hacer ante el incumplimiento por el Gobierno de Rajoy de la dotación presupuestaria comprometida.