Log in
Sin imágenes

Manifiesto del Foro Agustín de Betancourt

La Comunidad Autónoma de Canarias vive en estos momentos un período que marcará su desarrollo futuro, por lo que deberá replantearse el modelo socioeconómico a seguir.

Si bien el marco general de políticas sigue siendo válido, necesita ser actualizado y adaptado poniendo mayor énfasis en la creación de empleo y crecimiento y adoptar un planteamiento global para la acción por el clima.

Pensar en un desarrollo que no lleve del brazo el bienestar social constituye un retroceso del camino recorrido por la humanidad, por cuanto los modelos socioeconómicos a seguir deberían ser precisamente para mejorar las condiciones de vida de los habitantes de esta Comunidad. De allí que cualquiera que sea la forma de desarrollo que se adopte, debe tener como base un mayor bienestar de la población.

Desde el Foro Agustín de Betancourt hemos detectado que, entre otras cosas, la congestión viaria que sufren las dos islas capitalinas es una de las causas más importantes de la pérdida de bienestar social, pues redunda en mayor contaminación ambiental, pérdida de tiempo de los conductores e inseguridad vial, por lo que proponemos que deberían priorizarse las soluciones a los problemas relacionados con el transporte y la calidad de vida, ya que la actual situación constituye un factor de riesgo para la salud de la población, para el medioambiente y para la economía de la Comunidad.

Por lo anteriormente expuesto y con la finalidad de contribuir en la búsqueda de soluciones es que un equipo redactor de nuestro Foro está elaborando un proyecto que estará enmarcado dentro de los cinco ejes siguientes:

1) Mejora de la accesibilidad vial en los puntos de conflicto relacionados con los puertos marítimos;

2) Aumento de la competitividad del transporte local, nacional e internacional;

3) Mejora de la integración regional;

4) Apoyo a la dimensión social y

5) Integración de medidas medioambientales.

El mencionado proyecto contempla, entre otras cosas, la propuesta de trasladar parte del transporte de mercancías y pasajeros por carretera al modo marítimo, a través del impulso al cabotaje insular e interinsular, logrando así dos cosas fundamentales: la primera sería el desahogo de los accesos terrestres a los puertos de La Luz y Las Palmas y de Santa Cruz de Tenerife, que son puntos de conflicto en ambas ciudades; y la segunda ofrecería una solución socioeconómicamente viable y respetuosa con el medioambiente, que propone al Puerto de Granadilla como solución alternativa al Puerto de Los Cristianos en el tráfico interinsular que actualmente se viene realizando, con gravísimos problemas de congestión y operativos, y la creación de una nueva ruta con el puerto de Arinaga, que se sumaría a las actuales. Esto permitiría la incorporación de infraestructuras existentes, lo que evitaría continuar dañando al medioambiente, aumentaría la competitividad del transporte local, mejoraría la integración regional, apoyaría a la dimensión social al generar nuevos puestos de trabajo e integraría medidas medioambientales.

Con la propuesta, relativa a los puertos de Granadilla y Arinaga, se solucionaría en cierta medida el agravio medioambiental causado con su construcción, pues el daño está hecho, y se evitaría la construcción de nuevas infraestructuras portuarias no necesarias y que tendrían un gran impacto en el medioambiente.