Log in
Sin imágenes

El apoderado de Seguridad Integral garantiza a los trabajadores que se mantendrán sus condiciones laborales

La empresa Seguridad Integral Canaria, (SIC) ha comunicado este martes al comité de empresa de Santa Cruz de Tenerife, que cesa su actividad comercial en todo el territorio español.

Según informa FTP-USO, la reunión se ha mantenido durante el transcurso de la mañana de hoy, previa petición del propio comité de empresa, solicitando una explicación del estado económico de la empresa, ya que, a fecha de ayer quedaban muchos trabajadores sin percibir sus salarios correspondientes al mes de Julio.

El Director General y Apoderado de la empresa, Héctor de Armas, les ha comunicado la mala situación económica por la que atraviesa Seguridad Integral Canaria, con una deuda aproximada de 7.200.000 Millones de Euros, y que debido a esa circunstancia están estudiando como realizar el cese de actividad de la misma.

En esta misma reunión comunicó que entre el 1 de Septiembre y el 30 de Octubre, tienen la intención de traspasar los servicios que tienen en la actualidad, tanto pública como privada, a otras empresas y ‘garantizan’, según sus palabras, el cobro de todas las cantidades adeudadas a sus trabajadores.

Armas ha expresado que SIC no va a cerrar ni va a cesar su actividad, y ha asegurado que lo que sí es cierto es que "se está analizando la situación de algunas líneas de negocio, entre las diversas actividades que desarrolla la empresa, para ver cuáles son realmente sostenibles y cuáles no", con el fin de evaluar si es conveniente renunciar a algunas de ellas y potenciar otras.

El próximo martes, Héctor de Armas se volverá a reunir con el Comité de Empresa, para informarles de manera pormenorizada, de cómo piensan efectuar este cese de actividad.

Desde la Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la USO, (FTSP-USO) advierten que van a estar vigilantes, para que este proceso en caso de llevarse a cabo, se realice de forma transparente y conforme a la legalidad vigente, sin que esto suponga una pérdida de condiciones laborales o económicas para el conjunto de sus trabajadores.

La FTSP-USO entiende además, que los trabajadores afectados por este cese y traspaso de servicios a otras empresas que se va a producir según comunica su Director General Héctor de Armas, tendrán sus puestos de trabajo garantizados, por la consiguiente y obligatoria subrogación a la que tienen derecho.