Log in
Sin imágenes

Con la extra de julio se jodió la hucha de las pensiones

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social, más conocida como la hucha de las pensiones, está a punto de presentar un encefalograma plano. Actualmente pasa por uno de los momentos más graves de su historia. El Gobierno del PP lo ha ido esquilmando hasta el punto que, en la actualidad, sólo quedan 15.020 millones de euros. Una cifra que puede parecer exagerada, pero que no llega para pagar "la extra" de verano a los pensionistas, que supondrá un gasto de 17.500 millones de euros.

Los Presupuestos Generales del Estado para 2017 incluyen un préstamo a la Seguridad Social de 10.129 millones de euros. Esta cifra tampoco da para pagar las pensiones en el mes de julio porque, aparte de los 17.500 millones de euros que supondrán la nómina del mes y la paga extra, hay que sumar 1.000 millones de la liquidación del IRPF de los pensionistas que les salió a devolver. Por eso el Gobierno tendrá que volver a meter otro tajo a la ya ordeñada hucha de las pensiones. La única duda es cuánto usará del fondo y cuánto del préstamo. Un crédito, por cierto, que es algo inaudito. En la historia de la Seguridad Social sólo hay un precedente en el que tuviera que recibir un préstamo de los Presupuestos. Ocurrió entre 1994 y 1997, cuando el servicio estatal también estaba en número rojos.

La diferencia, sin embargo, es que en aquella época la Seguridad Social tenía que hacer frente de las pensiones no contributivas, de los gastos en servicios sociales, de la dependencia y de sanidad. En cambio, la Seguridad Social de hoy sólo tiene que pagar pensiones contributivas. La gravedad de la situación queda patente en una sola comparación. Cuando arrancó la crisis, en el año 2008, la hucha de las pensiones tenía 57.158 millones de euros. Con todo el huracán económico, en el año 2011, cuando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero dejó La Moncloa, la cantidad era de 64.374 millones.

En la actualidad, no es sólo que la cantidad haya bajado a 15.020 millones, una cantidad que no se veía desde el año 2004. Es que además la Seguridad Social era el único organismo público que comenzó la crisis con superávit y a día de hoy es el único que se encuentra en déficit.

De hecho, aunque en España no saquen pecho de ello, el Gobierno ha avisado a la Comisión Europea que espera que el déficit de la Seguridad Social llegue este año a los 18.609 millones, 513 más que en el año 2016. Es decir, el mayor agujero de su historia.