Log in
Sin imágenes

Los estibadores mantienen la huelga tras fracasar la negociación

Europapress.- No hay acuerdo. La patronal y los sindicatos de estibadores concluyeron la nueva reunión mantenida ayer sobre la reforma del sector sin acuerdo y sin una nueva fecha para seguir negociando, con lo que se mantiene el calendario de tres semanas de huelga en los puertos que comienza el lunes 6 de marzo. El único avance logrado ayer fue la constitución formal de una mesa de negociación, y el consiguiente compromiso de ambas partes a seguir negociando.

No obstante, al término del encuentro no contaban con un calendario de nuevas reuniones y los sindicatos mantenían la convocatoria de huelga, según aseguraron representantes de la la Coordinadora de los Trabajadores del Mar, el principal sindicato del sector. La reunión de ayer era la primera desde que el pasado viernes el Gobierno aprobara en Consejo de Ministros el real decreto ley de reforma del sector de la estiba, con el fin de romper su monopolio y adaptarla a la normativa europea. Con la negociación abierta entre sindicatos y patronal se busca pactar al margen del texto legal las reivindicaciones de los estibadores ante la reforma que no se han podido incluir en la ley porque no lo permite la Unión Europea.

Mientras tanto, el ministro de Fomento advirtió ayer de que los puertos españoles están ya perdiendo tráfico de mercancías, dado que hay empresas que ya están desviando sus cargas a otros puertos ante el anuncio de tres semanas de paros convocados por los sindicatos de estibadores a partir del próximo 6 de marzo.

“La huelga, además de causar un daño importante a la economía española, supone un elemento de distorsión en el diálogo”, señaló el ministro, Íñigo de la Serna, tras reunirse con su homólogo en el Ministerio de Planeamiento de Infraestructuras de Portugal.

El ministro recordó que cada jornada de huelga puede causar pérdidas de 50 millones de euros en los puertos, si bien aseguró que “más allá del impacto económico, el riesgo cierto es que se puedan producir desvíos definitivos de transporte de mercancías a otros puertos”. “Ya es una realidad cierta que, ante el anuncio de huelga, hay empresas que están programando desvíos a puertos de otros países, pero lo que reviste una gravedad importante es que estos desvíos provisionales acaben siendo definitivos”, declaró. Por eso el ministro ha llamado a los sindicatos a “trabajar para avanzar en el diálogo”, al considerar que sindicatos y patronal tienen margen más que suficiente.

Sin ir más lejos, el periódico Canarias 7 informaba ayer de que en el puerto de La Luz de Las Palmas de Gran Canaria los proveedores están ya alquilando naves vacías para meter la carga traída de más para garantizar el abastecimiento de las Islas durante el periodo de huelga.

Y es que el Gobierno mantiene su posición porque está avalado por el cumplimiento de una normativa europea y porque calcula que la reforma permitirá una mejora del tráfico de mercancías del 5%, lo que supone unos 24 millones de toneladas más. Según sus cálculos, se incrementarán también las exportaciones en casi el 0,2%, lo que supondría un aumento de 680 millones de euros al año respecto a la cifra actual. Todo ello se traduciría en un beneficio general para la economía española porque generaría un incremento medio anual del PIB de más de 2.400 millones de euros, lo que equivale a un aumento del 0,22%.

No obstante, para que el decreto salga adelante, el PP deberá buscar los apoyos del resto de grupos parlamentarios que, en el plazo de un mes, deberán votar la convalidación de dicho real decreto. PSOE, Podemos y CC ya han dicho que no lo apoyarán, por lo que las opciones que le quedan al PP son muy limitadas.