Logo

«No hay que renunciar a lograr una poderosa Cultura Canaria»

Entrevista al poeta Francisco Viña

Yurena Díaz/Diario de Avisos.- No es fácil entrevistar a uno de los grandes de la Cultura Canaria, un poeta al que hemos visto crecer desde sus obras iniciales a su actual magisterio poético y solidario.

Precisamente algo más que define a Francisco Viña - Paco Viña para los amigos- es precisamente su sentido solidario y social, que le ha llevado a tener infinidad de grandes amigos.

Con Viña nos encontramos en La Laguna, que es su casa desde 1979, aunque nunca ha dejado su isla natal, La Palma, a donde regresa cada vez que sus muchos compromisos se lo permiten.

La conversación con el poeta fluye con facilidad, sin prisas pero sin pausa, y con ese carácter suyo, mezcla de bonhomía y socarronería, nos va relatando una biografía ya larga y muy intensa, atravesada por la presencia constante de la Poesía, la Cultura y Canarias.
Uno de sus más recientes poemas trata de los recuerdos de su infancia “en un patio de La Palma…”, evocando el popular poema de Machado ¿Qué recuerdos más destacados guarda de su infancia en la isla de La Palma?A pesar de la dictadura atroz que se vivía, mis recuerdos más fuertes son el amor de mi madre que también era padre porque fui un niño hijo de emigrante. Hoy ya no tengo a ninguno de los dos.

¿Qué le impulsó a interesarse por la Cultura y en particular por la Poesía?
Creo que para ser lo más explícito posible, a la poesía llegué de forma instintiva y a la Cultura porque hacía Poesía. Hasta que las dos vertientes se convirtieron por sí mismas en compromiso personal. El concepto Cultura es como quien habla del universo y uno con el tiempo tiene que delimitar su espacio. Por lo menos ese es mi caso.

¿Cómo influyó culturalmente su estancia en Cádiz?
 Mi estancia en Cádiz fue decisiva porque Cádiz me integró como a un gaditano más y yo me sentí muy bien. Fue mi etapa de descubrimientos y la época más política y partidista de mi vida. Siete años muy intensos en todos los órdenes. Fue un salto en el vacío de un barrio de una isla menor a una isla capitalina y al año siguiente a un espacio desconocido en el que hay que integrarse.

¿Como ha evolucionado su obra desde su primer poemario “Pensamientos” editado en Sevilla en 1969 hasta hoy?
Bueno, lo vivido en siete años de un “retornado”, lo recogí en mi libro “Pedazos de mí”, un manojo de pensamientos de aquellos años. No estudié Literatura y fue un atrevimiento un tanto juvenil. Luego se va adquiriendo confianza y la vida nos va enseñando cuando queremos aprender, y el resto de todos los libros que llevo los escribí ya desde aquí. Y, por lo menos a mí, el espacio me condiciona, máxime cuando has conocido un poco de mundo como Ayudante Técnico Sanitario (ATS) de un barco.

¿Está conforme con que definan su obra como Poesía Social?
No tengo el más mínimo problema, vivo en esta sociedad desde hace setenta años. Siempre habrá personas a las que les guste etiquetar a las personas y o a su obra. Lo que sí me gustó siempre fue intentar remover los sentimientos de la sociedad desde mi convencimiento de individuo colectivo.

¿Qué le inspira a la hora de crear sus poemas?
Las vivencias diarias y el entorno en que las vivo.

Usted ha publicado muchos libros. Háblenos de su obra, cuales destacaría…
Lo que destacaría no puede ser un libro, porque en cada uno de ellos hay muchos poemas por los que tengo predilección y otros que son mas circunstanciales. El libro es la casa donde conviven los poemas que, como en muchos hogares, algunos se llevan hasta mal pero se soportan.

Algunos poemas suyos han sido musicados, también llevados al cine…
La amistad, en la mayoría de los casos, ayuda mucho aunque a veces te da algunos zarpazos que dejan huella.

¿Cómo recuerda su etapa radiofónica?
Con una satisfacción indescriptible. Hice muchos amigos, algunos de los cuales ya no están, pero los compañeros que me tocaron me enseñaron casi todo lo que sé. Que no sé definir si es mucho o poco, pero ahí seguimos. Y ellos también para de vez en cuando tomar un vaso de vino y sin palabras al respecto, recordar nuestra amistad.

Háblenos del Centro de la Cultura Popular Canaria, del que usted fue uno de los fundadores y donde ha editado prácticamente toda su obra.
El CCPC es el movimiento más importante que ha tenido Canarias, con respecto a la cultura popular, a la creación literaria, a la historia, a los espectáculos... Ha publicado cerca del millar de títulos, editado multitud de discos, promovido ciclos culturales y llevado adelante compromisos con instituciones para el desarrollo de la cultura y la identidad canaria.
En este momento, ademas de lo dicho, se incluye la emisora Radio San Borondón, que tan extraordinaria labor está realizando.

También ha estado vinculado a la pintura, a través de la Asociación ACPAC
En Canarias, apostar por lo nuestro acarrea muchas dificultades. No estamos demasiado acostumbrados a reconocernos y esas dudas dificultan mucho las cosas. No soy pintor. ACPAC intenta aglutinar y ayudar a la divulgación de lo que se hace aquí. Y lo seguirá intentando de cualquier manera. Siempre habrá tiempos mejores y peores. Y como descubrimiento es entrar en un mundo complejo pero lleno de matices y apasionamientos que desde fuera no se ven.

¿Como ve el momento de la Cultura en Canarias?
Casi lo acabo de contestar. No hay que no renunciar al sueño de una poderosa Cultura Canaria, hasta que a quien le corresponde le llegue la luz del compromiso sin ambages.

¿Considera que las instituciones públicas apoyan la Cultura o por el contrario dificultan el desarrollo de la misma?
Desde mi punto de vista y como implicado, no estoy para nada satisfecho. Pero reconozco que estoy comprometido con unos sectores. Otros estarán sin duda muy contentos. No me apetece decir que la dificultan, pero sí que a veces parece que lo intentan. Pero son casos no comunes. Más bien aislados que hacen mucho daño.

Usted se ha dedicado profesionalmente a la sanidad ¿Cómo ve la situación actual de la sanidad en Canarias?
Creo a pies juntillas en la Sanidad Pública y no está pasando por sus mejores momentos y me duele cómo se está dejando deteriorar conscientemente en favor de la sanidad privada. Pero sin soluciones de salud para los más desfavorecidos. Porque hablar de Sanidad es hablar de Salud y por tanto de Vida, no al contrario.

Entre abril y mayo se van a celebrar varias citas electorales ¿qué espera de los resultados de las mismas?
Poco, visto lo visto. Pero sigo creyendo que no hay que caer en estériles pesimismos sino implicarnos en lo que creemos que nos merecemos y nos corresponde. Y hay muchos motivos para implicarse.

¿A qué atribuye la falta de coordinación entre los artistas canarios?
Son varios los motivos y todos hay que superarlos ganando confianza, saberse partícipe de una sociedad que obliga a agruparse para defender su expresión individual. El artista tiene un problema. Produce en soledad y, sobre todo a los plásticos les cuesta ser colectivos, pero no queda más remedio si se quiere que la obra camine con la implicación de quien tiene su misión en un proceso. Los animadores y/o gestores llevan a cabo una labor para el artista que solo y aislado tendría muchos problemas para que su obra salga a flote. Vivimos un tiempo donde cada vez más alguien entiende que la vida no es más que rapiñar y salir corriendo.

¿A qué atribuye la falta de unidad de las fuerzas de la izquierda canaria?
Me metes en un campo duro. Yo creo que todo hay que repensarlo y quizás no se haya hecho lo suficiente en ese campo y así no se ganan elecciones con la contundencia necesaria para poder llevar adelante las propuestas.

¿Qué proyectos literarios tiene?
Por ahora un nuevo libro que titulo “El día a día del bernegal” que será editado por el CCPC, y continuar con el resto de actividades que hemos comentado hasta aquí.



Copyright 2016 Centro de La Cultura Popular Canaria