Log in
Sin imágenes

El hallazgo de Risco Caído en Gran Canaria obliga a la reformulación del mundo aborigen hasta ahora conocido

  • Published in Cultura

SB-Noticias.- El hallazgo de la cueva de Risco Caído es de un valor tal que obliga a reformular el mundo aborigen hasta ahora conocido, pues demuestra que se trataba de un sociedad compleja capaz de llegar a profundos conocimientos de lo abstracto, geométrico, matemático y astronómico a pesar de tener una tecnología basada en la piedra.

Tanto es así, que desde su nombramiento como candidata oficial española a Patrimonio de la Humanidad, no ha habido “tregua” en los trabajos de conservación y e investigación para completar la memoria que será entregada en septiembre en el marco de un proyecto que ha calado en el alma de los grancanarios, celebró el presidente insular, Antonio Morales, en la inauguración de las V Jornadas de Risco Caído, en las que anunció el inicio de trabajos de investigación de valiosos legajos en estado muy delicado del siglo XVI.

El coordinador del proyecto, el arqueólogo José de León, explicó que, si bien la base de la cultura aborigen era bereber, su gran valor radica en que evolucionó a una sociedad propia que vivió en total aislamiento durante 1.500 años y que tuvo que prescindir de su base de metal y adaptar sus conocimientos a la piedra, con un alcance que no ha sido desvelado hasta el hallazgo de Risco Caído y, sobre todo, hasta el descubrimiento de que algo extraordinario pasaba en su interior el día de la llegada de la primavera.

Y es que invariablemente ese día entra el primer rayo de sol de la mañana, fecunda la tierra y cuenta un relato a lo largo de su recorrido por la pared, un fenómeno que aún tiene secretos que desvelar a los científicos nacionales e internacionales que la estudian.

El subdirector general de Protección de Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura, Sergio Ortega, no escatimó en elogios hacia la calidad del expediente de Risco Caído, por lo que esperó que en 2019 prospere la opción de su inscripción directa al Patrimonio Mundial, ya que demuestra su excepcional valor, su autenticidad e integridad, imprescindibles para la Unesco.

Asimismo, hizo hincapié en el excepcional valor de la pervivencia de herencias culturales como la trashumancia, la agricultura en bancales o la artesanía tradicional, así como una cultura troglodita que ha pervivido a través del tiempo.

Se trata todo un desafío institucional, patrimonial e histórico que prospera gracias a la implicación de todas las instituciones, municipios y la población, apuntó el director general de Patrimonio  Cultural del Gobierno canario, Miguel Ángel Clavijo, quien aseguró que cada institución ha adoptado el proyecto como hijo propio.

Así, De León ahondó en que entre las líneas de trabajo iniciadas tras su nombramiento como candidata oficial el pasado marzo, se encuentra la reconstrucción histórica a partir de los primeros legajos, “riquísimos pero muy deteriorados”, que se suma a la reconstrucción oral iniciada con los mayores del lugar relacionada con la desacralización sus enclaves a causa de una temprana cristianización.

A todos los valores de Risco Caído y los Espacios Sagrados de Montaña se suma el cielo como continuación del paisaje, o el celaje, un término isleño que el proyecto quiere recuperar y potenciar, no en vano aseguró que Canarias tiene uno de los tres mejores cielos del planeta junto a Hawai y Chile, por lo que Gran Canaria también trabaja para su declaración como Destino Turístico Starlight.

Una prueba de la aceptación del proyecto por parte de la población grancanaria es la enorme demanda para visitar el enclave, sin embargo el espacio no puede superar su capacidad de carga y la prioridad es conservarlos para las generaciones futuras, por lo que el Cabildo está inmerso también en la construcción de una neocueva a tamaño real.