Log in
Sin imágenes

El patrimonio artístico ramblero de enhorabuena con la restauración de San Francisco de Asís

  • Published in Cultura

La pieza del siglo XVIII es parte del conjunto artístico de la Iglesia de San Juan Bautista. La restauración fue donada por una familia anónima.

Los actos de “Octubre: Mes del Patrimonio”, organizados por el área dirigida por el edil Cayetano Silva, recogieron ayer domingo uno de los momentos más destacados del calendario de eventos con la presentación de la imagen restaurada de San Francisco de Asís, pieza que forma parte del patrimonio artístico de la Iglesia de San Juan Bautista.

La restauración, ejecutada por la artista Candelaria García, permitió devolver el esplendor a una imagen que data del siglo XVIII, y que, según palabras de García “sufrió varios procesos que dañaron su estructura, quizá por causa de trabajos previos de restauración no adecuados. Gracias a las últimas intervenciones, se ha devuelto el color original y la propia estructura matriz de la pieza, tratando la madera para garantizar su conservación y devolviendo los elementos perdidos por el paso de los años, como es el caso de parte de la mano, que se encontraba rota”. Con respecto a los tratamientos del color, la restauradora ha usado materiales de primera calidad, con la premisa de que puedan ser sustituidos si en el futuro aparecen nuevas técnicas más adecuadas para garantizar la conservación de la Imagen.

Durante el acto, impulsado por la asociación cultural Martín Rodríguez con la colaboración del Consistorio, se desveló que la restauración fue donada por una familia del municipio que por expresa petición permanece en el anonimato, y que la imagen desde ese momento vuelve a su sitio en el altar. Durante el próximo año se seguirán los trabajos de restauración del resto de imágenes con el fin de garantizar el buen estado de un patrimonio sacro con un valor incalculable.

El encuentro terminó con un concierto en el órgano clásico de la Iglesia, toda una joya que data del siglo XIX y que tan sólo suena cuatro veces al año.