Log in
Sin imágenes

El ministerio fiscal pide 17 años de prisión para los acusados por el Caso Siliuto

El Ministerio Fiscal ha pedido un total de 17 años de prisión para los dos acusados en el caso "Casa Siliuto".

SB-Noticias.- El Fiscal les atribuye a Norberto Plasencia y al exsecretario de la Gerencia de Urbanismo, Juan Víctor Reyes, sendos delitos de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos. Izquierda Unida Canaria (IUC) anunció que se personará en la causa como acusación particular, solicitará también penas de prisión para el exconcejal de Urbanismo Manuel Parejo. En el caso del exconcejal Norberto Plasencia, el ministerio público pide 7 años de prisión e inhabilitación absoluta por 12 años por el supuesto delito de prevaricación, además de 3 años por malversación de caudales públcos. Para el exsecretario de la Gerencia de Urbanismo solicita 7 años de prisíón. La Fiscalía solicita que el Ayuntamiento sea indemnizado solidariamente por los dos acusados con 280.281 euros

El concejal de IUC en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Ramón Trujillo, y Luis Aguirre, miembro del comité político local, reclamaron que la Corporación se persone también en esta causa que investiga la compra por parte de la Administración municipal de un inmueble en el barrio de El Toscal, destinado a acoger la futura sede de la Casa Insular de la Juventud, por una cantidad cercana al doble de la tasación de los técnicos municipales.

Según Ramón Trujillo, "La jueza en su escrito da al Ayuntamiento la opción de personarse y pensamos que debe de hacerlo para mostrar con rotundidad su necesario compromiso en contra de la corrupción que ha maltratado las arcas de este municipio". Como la tasación encargada por el perito judicial estableció en 2005 el valor de la casa en 475.000 euros, IU plantea que estas tres personas deben de indemnizar conjuntamente al Ayuntamiento con la diferencia entre lo que se pago por el inmueble - 612.777,78 euros- y esta última tasación; esto es cerca de 140.000 euros.

La compra de la vivienda se materializó el 3 de febrero de 2003 por un precio total de 612.777,78 euros, pese a que en el expediente administrativo tramitado por la Gerencia de Urbanismo se tasaba su valor en 332.496 euros. Un expediente en el que se advertía, según dijo Trujillo, de que no se ajustaba a la legalidad el informe de tasación realizado por Tinsa por encargo del Ayuntamiento y en el que valoraba el inmueble en 705.000 euros. Por si esto fuera poco, en la escritura de compra-venta elevada a publica, se decidió que el impuesto sobre el incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana fuera asumido por el propio Ayuntamiento, dejando de percibir las arcas municipales el importe correspondiente al citado tributo, que alcanzaba la cantidad de 10.946 euros. Se da la paradoja que el sujeto pasivo del impuesto sobre Plusvalía, que graba el beneficio obtenido por el incremento del valor del suelo entre dos transmisiones, es el vendedor, que es quien se enriquece con la venta. El que el propio ayuntamiento asuma el pago del tributo en nombre del sujeto pasivo, no encuentra encaje en el Derecho Administrativo.

La Fiscalía en el escrito solicitando la apertura de juicio ora, pide la citación en calidad de testigos varios exconcejales de Santa Cruz de Tenerife, como Manuel Parejo y Guillermo Núñez, y altos cargos del Ayuntamiento, además del concejal Dámaso Arteaga.

Lo ocurrido en el caso "Casa Siliuto", situada en el castizo barrio de El Toscal, se parece muchísimo con el modus operandi del caso de la compra del frente de la playa de Las Teresitas y su sonado caso de presunta corrupción política, tildado de "pelotazo de libro" por la Fiscalía Anticorrupción. Un baile de tasaciones de las que finalmente se escoge, curiosamente, la que peor resulta para los intereses municipales. Por supuesto, en este caso las cantidades fueron bastante menores pero para compensar, casi todos los nombres involucrados son los mismos: los exconcejales Manuel Parejo y Norberto Plasencia o el exsecretario de Urbanismo, Víctor Reyes. Los dos primeros permanecen como condenados dentro del caso Mamotreto y el primero y tercero están acusados en el caso Las Teresitas por hechos que también tuvieron lugar durante estos años en los que el exalcalde Miguel Zerolo gobernaba Santa Cruz de una forma que los tribunales han cuestionado abiertamente.

Hace algo más de un año el Ayuntamiento formalizó con el Cabildo de Tenerife un convenio de colaboración para financiar la rehabilitación de la Casa Siliuto. De esta manera, la Corporación local logró de la insular una aportación del 60% del presupuesto, que se cifra en algo más de 750.000 euros.

La información emitida entonces recogía que una vez que sea inaugurada la ciudad contará con un espacio de carácter abierto, donde la población joven –en el segmento comprendido entre 14 y 35 años de edad– podrá participar y recibir información, convirtiéndose además en un punto de encuentro para el desarrollo de la creatividad. Se pretende favorecer y canalizar las iniciativas individuales y colectivas de la juventud y para ello se contará con una sala de grabación, mediateca, sala de reuniones y servicio de información. Un objetivo fundamental es impulsar la dinamización de El Toscal. Un barrio histórico de la ciudad, cuyo nacimiento y desarrollo transcurrió al abrigo de su Puerto, sin el que probablemente no sería hoy capital de la Isla y de Canarias. El valor patrimonial del conjunto justificó su declaración como BIC en 2007. En la actualidad y después de años de tiras y aflojas ya se cuenta con un Plan Especial de Protección, pese a que en general ya poco se puede recuperar del antiguo barrio ante el elevado nivel de deterioro.