Log in
Sin imágenes

El PP prepara la "caída" de Soria.

 La escritura de constitución de la sociedad opaca en las islas Jersey.

El enredo y las contradictorias explicaciones del ministro de Industria acerca de su participación en sus empresas familiares ha dado un giro en las últimas horas y le ha dejado en una situación política comatosa. La idea de que José Manuel Soria no había cometido ninguna ilegalidad contribuyó a armar el argumento de Gobierno y PP, pero hoy no irá al Consejo de ministros, empiezan a dejarle solo y Rajoy empieza a preocuparse.

Durante toda esta semana se había asegurado que Mariano Rajoy recibió explicaciones directas y claras del ministro de Industria y Turismo sobre su supuesta implicación en los papeles de Panamá y sobre su actividad en las empresas familiares, y había quedado totalmente convencido de su inocencia. El PP mantuvo, oficialmente, la misma postura. Sin embargo, a partir de ayer (jueves), tras publicarse que el ministro fue también administrador junto a su hermano Luis de la compañía Mechanical Trading Limited, una sociedad en la isla británica de Jersey, la situación varió radicalmente. Desde ayer Soria comunicó que no asistiría al Consejo de Ministros de hoy viernes, con la presunta finalidad de prepararse mejor la sesión del Congreso del lunes que puede determinar su futuro político.

A lo largo de la semana Soria ofreció un variado abanico de exposiciones e interpretaciones ante la irrupción en los medios de comunicación de distintas empresas familiares que al principio negó incluso conocer.

Rajoy defendió a capa y espada durante la legislatura a Soria cuando le han saltado varios casos polémicos de su etapa de gobierno en Canarias y le ha puesto de ejemplo de político imputado e investigado que luego sale limpio pero no indemne tras una lenta investigación judicial.

El caso Soria le ha estallado al PP en el peor momento de la recta final para la negociación de un Gobierno en España, con el fuerte rechazo del PSOE y Ciudadanos a permitir o pactar nada con los populares por sus constantes implicaciones en casos de corrupción. El miércoles fue detenido e imputado por 10 delitos el alcalde de Granada desde 2003, José Torres Hurtado, al que se ha querido apartar de urgencia en contraposición con lo que sucedió en Valencia con la exalcaldesa Rita Barberá y con nueve ediles que se niegan a dejar la corporación.

De esta forma llegaría José Manuel Soria a su ocaso político tras cuatro años como ministro de Industria y Energía, pasando a la historia por haber impulsando acciones legislativas muy polémicas, alejadas del interés general y en favor de las grandes corporaciones como su "impuesto al Sol", la compensación a las eléctricas y la autorización a Repsol para hacer prospecciones petrolíferas a pocos kilómetros de las Islas Canarias. Hay que tener en cuenta que España no es Islandia y que José Manuel Soria ya ha sobrevivido al "cohecho impropio y prescrito" del "caso salmón".