Log in

Pablo Casado, harto de verse a todas horas en televisión, ingresa en un convento

Desconcertados, los demás líderes disuelven el Partido Popular. Aznar entra en Vox

Ludovico Rosaringen. Periodista de raza y becario de nacimiento

“Mi careto, a cada momento en la tele, me termina hartando. Y a mi mujer, también. Además, no paro de decir gilipolleces y chorradas”, ha manifestado el ex líder antes de entrar en el convento de la orden de los Carmelitos Calladitos.
El Sumidero ha podido saber que un grupo bastante numeroso del partido ha decidido ingresar también en un convento, éstos del Opus de los Hermanos Corruptos por la Gracia de Dios; otros en Vox y otro grupo se dividió entre la Falange y Ciudadanos.
Los españoles respiran tranquilos. O no.
Seguiremos informando.