Log in
Sin imágenes

Salud

Salud

La maldita “agua bendita”

He descubierto un estudio de la universidad de Viena, cuyos resultados son alarmantes. Éste data de 2015 y fue llevado a cabo por un equipo del Instituto de Higiene e Inmunología Aplicada de la Universidad citada. De los resultados se desprende que casi el 90% de las aguas benditas de Austria están peligrosamente contaminadas, donde se llegó a encontrar hasta 62 millones de bacterias por mililitro, siendo el foco más importante las pilas expuestas al público de las iglesias.

  • Escrito por Pedro M. González Cánovas
  • Categoría: Salud
  • Visto: 139

Marea Blanca de la Sanidad pública canaria

La semana pasada se desarrolló un acto público en la plaza de la Candelaria de Santa Cruz promovido por la Asociación de Defensa de la Sanidad Pública, que contó con unos 200 asistentes que escucharon a los profesionales de la salud opinar sobre la caótica situación sanitaria en Canarias. Dicho acto, autorizado por la Delegación del Gobierno previa solicitud por los organizadores, tuvo la presencia de la Policía Municipal que levantó un acta y promovió una denuncia, que puede acabar en multa,  argumentando que la reunión no contaba con los permisos necesarios.

  • Escrito por Carlos Garcia
  • Categoría: Salud
  • Visto: 166

La Marea Blanca puede ser decisiva

La Marea Blanca puede ser decisiva para cambiar el modelo de Sanidad

Continuamente se nos bombardea, desde los poderes económicos y su influencia tanto en los poderes públicos como en los medios de comunicación, acerca de la insostenibilidad del sistema sanitario público, abundando en datos que dejan constancia del enorme gasto sanitario y basando toda su estrategia en la reducción del mismo, los conocidos recortes, como una de las alternativas que derivan de su idea de insostenibilidad.

  • Escrito por Arturo Borges Álamo
  • Categoría: Salud
  • Visto: 214

Las listas de espera en la Sanidad Pública

Las listas de espera son un serio problema para la Sanidad Pública, problema que se ha agravado con los recortes, de manera que, según los datos oficiales del Ministerio de Sanidad la demora media en la lista de espera quirúrgica ha pasado de 67 días en 2009 a 89 en diciembre de 20015. En cuanto a consultas externas (según la misma fuente), la demora media también se ha incrementado desde 2009 pasando de 59 días a 68 en el mismo periodo.

Hay evidencia de que estas cifras que reflejan el promedio del Sistema Nacional de Salud, son muy diferentes según la comunidad autónoma, y que de manera incomprensible no son ofrecidas por el Ministerio desagregadas por CCAA.

Cuando abordamos las listas de espera en el sistema sanitario público hay que tener en cuenta que:

Las CCAA suelen tener sistemas de computo de las listas de espera distintas de manera que las comparaciones son dificultosas

Además la accesibilidad a los datos en las diferentes CCAA deja mucho que desear, en sus paginas web algunas CCAA ofrecen solo datos para toda la comunidad autónoma, otras solo por centros (lo que hace muy difícil tener el dato global de la comunidad autónoma) otras los fragmentan por indicaciones, especialidades, otras por tiempos de demora (menos de un mes, entre 30 y 60 días, etc),…, y otras simplemente no los ofrecen.
Por otro lado existen numerosas denuncias concretas sobre las manipulaciones y/o maquillajes de los datos oficiales mediante muchas técnicas bien conocidas (por ejemplo cuando un paciente sobrepasa mucho el tiempo deseable de demora se le pasa a “transitoriamente no programable” y pasados unos días se le vuelve a incluir empezando a contabilizar de nuevo en ese momento la demora).

Con estas limitaciones hemos realizado un revisión sistemática de las informaciones sobre listas de espera en las paginas web de todas las CCAA y hemos comprobado que existe información solo en 16 de ellas.

De los datos publicados se puede deducir que la demora media en la lista de espera quirúrgica oscila entre 46 y 183 días (en realidad entre 49 y 183 si solo incluimos a CCAA que oferten todos los servicios y no deriven algunos de ellos a otras comunidades autónomas), y la de consultas externas entre 25 y 69 (aunque este dato solo ha podido ser comprobado en 9 autonomías por lo que es menos representativo).

Estos datos constatan una gran diferencia en las demoras medias autonómicas, 3,73 veces más en la lista de espera quirúrgica, diferencias que también son muy importantes en algunos casos en los que aparecen demoras por especialidades (por ejemplo en neurocirugía van de 79 a 271 días).

Reflexiones y propuestas

El debate social y político de las listas de espera es una constante cuando se habla de la calidad y buena gestión de nuestro Sistema Sanitario Público. La inapropiada respuesta de los responsables políticos provoca en la ciudadanía y los pacientes que las sufren una creciente desconfianza en el Sistema Sanitario, con importantes consecuencias económicas y sociales, retrasos diagnósticos, inequidad en el acceso, bajas prolongadas, etc.

La realidad es tozuda y el continuo descontrol de las listas es un síntoma importante del deterioro consentido de nuestro sistema sanitario público. Las Listas de Espera reflejan una inadecuación entre la demanda de atención sanitaria y la oferta de servicios. Gestionarlas responsable y correctamente es la base de un Sistema Público de calidad. Hay múltiples factores que las condicionan y su abordaje es complejo, y se  requiere medidas para su análisis, priorización, asignación de recursos, etc. que comprometan al conjunto del Sistema Sanitario, incluyendo a pacientes y ciudadanos, etc., implicando a gestores y políticos, responsables y comprometidos con la Sanidad Pública.

La respuesta tradicional para las listas de Espera ha sido la de aumentar los recursos, incrementar el número de consultas, intervenciones quirúrgicas, etc., mediante la contratación de más personal en algunos casos, pero sobre todo mediante jornadas extraordinarias (peonadas) o derivación de pacientes a centros privados. Medidas que a veces tampoco son populares, así por ejemplo la mitad de los madrileños en lista de espera para recibir asistencia sanitaria rechazaron ser derivados a la privada, lo que demuestra su afecto al servicio público.

            Estas medidas además de discrecionales, costosas y poco eficientes, no resuelven el problema pues el aumento aislado de los recursos, los planes de choque, no son la solución.

En recientes informes de tribunales de cuentas de CCAA, que analizan los gastos de productividad por jornadas extraordinarias y la derivación a centros privados, concluían que, a pesar  del importante volumen de recursos económicos implicados, no constaba que se hubiera realizado el seguimiento de los programas extraordinarios aprobados ni que se evaluara conjuntamente el coste y la repercusión de la actividad extraordinaria realizada en las listas de espera.

Las conclusiones sobre derivación a centros privados también eran categóricas; afirmaban que no había una valoración previa de las alternativas y que los costes públicos son en general inferiores a las tarifas establecidas, y que pesar de la creencia generalizada de que lo público es más caro, no existe evidencia que sustente este hecho.

Actualmente como consecuencia de los recortes presupuestarios que afectan a la Sanidad Pública, no se realizan jornadas extraordinarias o se han reducido de manera muy importante, pero sí se sigue derivando a los centros privados, sin criterio y sin valorar la alternativa de realizarlo en el sistema público.

También es posible que en los últimos años se esté relajando la vigilancia sobre la dedicación exclusiva del personal y se esté produciendo una disminución constante de la actividad, sin que esto esté justificado por motivo de reducción de personal. El  problema afecta a toda la red de asistencia especializada, independientemente del servicio y hospital.

Para mejorar las Listas de Espera debe haber un cambio del modelo de gestión, incorporar medidas globales que mejoren el funcionamiento del sistema sanitario, hacer un riguroso análisis de la demanda y crear mecanismos abiertos para facilitar la participación en distintos niveles de decisión de profesionales sanitarios, gestores y las administraciones sanitaria

Concretamente, habría que exigir a nuestros responsables políticos y gestores sanitarios que desarrollaran un Plan Estratégico que garantizara la equidad y la racionalidad en las listas de espera, incluyendo:

1- Establecer prioridades, estándares y compromisos de espera
2- Protocolizar las indicaciones quirúrgicas y la situación del paciente dentro de las listas en función de su gravedad y repercusión sobre la salud
3- Adecuar y optimizar los recursos en base a las necesidades detectadas en cada territorio
4- Analizar las necesidades mediante un Sistema de Información homogéneo, accesible y comparable
5- Adecuar el número de camas, quirófanos y medios diagnósticos a la demanda
6- Mejorar la utilización intensiva de los recursos (como abrir quirófanos por la tarde)
7- Desarrollar la cirugía ambulatoria
8- Mejorar la comunicación entre Atención Primaria y Especializada, evitando duplicidades de pruebas y consultas. Conceder al médico de atención primaria, y al especialista hospitalario que indica el procedimiento, más influencia sobre listas de espera, porque priorizarán las listas no solo por el tiempo de espera, sino por la necesidad individual de cada paciente según criterios clínicos, la discapacidad y situación sociolaborables.
9- Incrementar la capacidad resolutiva de la Atención Primaria: facilitar el acceso a recursos diagnósticos. Establecer de forma precisa las indicaciones en el uso de las tecnologías diagnósticas y terapéuticas para cada proceso y evaluarlas. El uso indiscriminado de la tecnología agrava los tiempos de demora y genera grandes ineficiencias. Acordar protocolos entre las diferentes especialidades y niveles asistenciales.
10- Implicar a los profesionales en la mejora dándoles participación activa en la gestión e incentivos en función del logro de objetivos consensuados. Promover la responsabilidad de los profesionales en la gestión clínica (contratos de gestión, contratos programa, ec...), medidas actualmente ausentes precisamente cuando la crisis las hace más necesarias que nunca, de manera que cada vez hay mayor distanciamiento y desafección entre profesionales y gestores, perdiéndose la unidad en los objetivos comunes de política sanitaria.
11- Proponer que la administración sanitaria informe periódicamente a ciudadanos y a sus representantes (ayuntamientos, organizaciones vecinales y de usuarios, sindicatos, etc.), cada 6 meses sobre las personas en lista, tiempo de espera promedio, pacientes pendientes de intervención según causas, etc.
12- Desarrollar un sistema de evaluación y seguimiento con participación profesional y ciudadana.

Estas actuaciones se deben adoptar partiendo de un análisis global, evitando soluciones parciales, como incrementar simplemente la oferta, o las derivaciones a centros privados, mediante un compromiso claro y manifiesto para potenciar y defender el Sistema Sanitario Público, liderándolo con profesionalidad y responsabilidad, aunando criterios de universalidad, equidad y sostenibilidad..

Las listas de espera son un elemento clave que permite evaluar la calidad del conjunto del sistema sanitario y los servicios públicos implicados. No compartimos que, actualmente, con fuertes procesos de reforma, amparándose en la necesidad de reducir el gasto público, el creciente deterioro de las Listas de Espera sirva de coartada para justificar el recorte de las prestaciones del Sistema Sanitario Público y la introducción de criterios de privatización, y para favorecer los sistemas de aseguramiento privado.

Si, por el contrario, se implantan las medidas propuestas para mejorar el manejo de las listas de espera, nuestros responsables políticos y gestores contarían con la implicación y apoyo  de los profesionales y mejorará la confianza de la ciudadanía y de los pacientes.

 
Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública

15 de Febrero de 2017

  • Escrito por Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública
  • Categoría: Salud
  • Visto: 312

Como envejecer sin perder la cabeza

Quien m​á​s y quien menos a partir de cierta edad, comienza a pensar en la jubilación, se pregunta si podrá vivir a partir de esa fecha con la pensión y en muchos casos organiza los ahorros para obtener rentas complementarias con la finalidad de afrontar los últimos años con mayor calidad de vida . Pero pocas son las personas que piensan en qué hacer para mantener la mente lúcida y la independencia necesaria para realizar las actividades de la vida diaria.

A partir de este momento hay que hablar de un concepto nuevo para muchos denominado reserva cognitiva, que incluye numerosas actividades que si se practican regularmente la aumentarán. Entendemos por reserva cognitiva la discrepancia entre el daño o lesión cerebral producido por una enfermedad (p.e. Enfermedad de Alzheimer) y la presentación clínica de signos y síntomas propios de dicha enfermedad. Depende entre otras de la capacidad o bagaje de estímulo y actividad intelectual acumulada con el paso de los años (oficio, alfabetización, bilingüismo...) y de las compensaciones en base a esta reserva que se realizan una vez comienza el daño.

¿Pero como actúa la reserva cognitiva? Influye en el mantenimiento de la memoria y la capacidad de ser independiente tanto física como mentalmente la mayor cantidad de años posible. Metafóricamente hablando, se podría decir que al “cultivar” mayor número de neuronas y conexiones entre ellas , mayor daño es necesario que avance para que se “note” la enfermedad.

Pensemos que a una persona le afecta la denominada y conocida por terrible enfermedad de Alzheimer. Si tuviese escasa reserva cognitiva, esta persona a los pocos años de iniciar el daño cerebral comenzaría a presentar síntomas y signos de la enfermedad. En cambio si su reserva fuese amplia, imaginemos que fuese un ajedrecista o un comerciante, los síntomas del Alzheimer podrían aparecer años más tarde. Piensen e imaginen, una enfermedad devastadora tanto para el paciente como para sus familiares, que esta presente y no se manifiesta tan apenas durante años. Es como si no tuviese la enfermedad. Algo que ni los fármacos pueden conseguir a día de hoy...

¿Qué podemos hacer para incrementar esta medida preventiva?. Pues pensemos en las actividades que en la actualidad realizamos y las que podríamos añadir a nuestra forma de vida. Principalmente estimulación intelectual. Está demostrado que leer, tocar un instrumento, hablar un idioma distinto al materno, llevar la contabilidad de una comunidad, el voluntariado en O.N.G., ver con interés ciertos programas de televisión, jugar a las cartas, ajedrez, dominó o parchís entre otras actividades que podemos imaginar  aumentan la reserva cognitiva.

Fíjense en algo tan sencillo como caminar, imaginen que caminando vemos un coche, pues en décimas de segundo nuestro cerebro determina el color, por discriminación automática con otros colores, el tamaño, la marca y el modelo, el numero de personas que viajan en su interior, su edad y sexo, si las conocemos; incluso haciendo otras apreciaciones subjetivas nuestro pensamiento las podría calificar por su aspecto como agradable o tenebroso. Realizar este proceso de forma consciente y explicita, algo tan cotidiano puede convertirse en un entrenamiento cognitivo magnífico.

Sería conveniente que desde que somos adultos pensáramos en incrementar nuestras actividades tanto desde el punto de vista profesional como lúdico, pues sabemos gracias a técnicas de neuroimagen que la enfermedad neurodegenerativa se manifiesta bastante más tarde en personas que han tenido gran actividad mental durante su trayectoria vital.

Carlos Lázaro Roldán (*) ASSOPRESS
​(*) Médico de Familia. Geriatra.​

                                                    

  • Escrito por Carlos Lázaro Roldán
  • Categoría: Salud
  • Visto: 301

La panga: el último enemigo​

Voy a ser bastante crítica con las noticias sobre el pescado panga que nos han bombardeado estas últimas semanas.

Primero, que la panga es muy perjudicial para la salud desde el punto de vista de la seguridad alimentaria. Entonces yo me pregunto ¿cómo han permitido las autoridades sanitarias que se comercialice​
durante años un producto que es inadecuado para su consumo debido a que está altamente contaminado?.

Después, que es muy pobre en nutrientes, ¿por qué? me pregunto, y para ello comparé los valores nutricionales, según la “Base de datos española de la composición de los alimentos”, de la panga con otros pescados como la merluza y el lenguado, sacando en conclusión​ ​
que los valores nutricionales son muy parecidos.

También dijeron que era pobre en Omega​ ​
3, ¡pues claro! es un pescado blanco. Los pescados ricos en Omega
3 son los pescados azules.

Más tarde leo que es malo darlo a​ ​
los niños en los colegios. Todos sabemos que a los niños no les suele gustar el pescado, entonces ¿qué les damos? sardinas, pescados llenos de espinas, besugo que es carísimo y no se lo pueden permitir los colegios públicos, otros pescados que lo queramos o no están contaminados en origen debido a la salvaje contaminación de los mares por parte de los seres humanos.

Ahora me entero que una gran supe​rfici
e lo va a retirar de sus lineales porque es muy contaminante para el medioambiente y porque las personas que lo producen trabajan en condiciones de esclavitud, o sea, que el resto de productos que vende esta gran superficie ¡ni contamina ni utiliza “esclavos” para su fabricación! Me tengo que reír, lo siento. Pensemos en otros productos que vende esta gran superficie como café, cacao,refrescos, ropa, calzado, equipos informáticos, juguetes... producidos en países pobres,muchas veces por niños, en condiciones infrahumanas, utilizando materias primas que contaminan tanto a los trabajadores como al medioambiente.

Guerra contra la panga, y qué pasa con otros pescados, también considerados como pescados baratos de poco valor nutricional,como la perca (recomiendo ver el documental​:​
“La pesadilla de Darwin”) o​ ​
la tilapia que proceden de África.

Con todo esto no es que esté defendiendo la panga como un pescado maravilloso, sino que me parece una hipocresía más que tenemos que aguantar los ciudadanos y considero que si este debate se ha abierto ha sido por el anuncio de la gran superficie de no vender más panga, lo cual considero que se debe más a alguna estrategia comercial​,​
que a proteger la salud de los consumidores.

Juzguen ustedes mismos.

Tuula Giraldo. Bióloga. Tecnobióloga Alimentaria.

ASSOPRESS​

  • Escrito por Tuula Giraldo
  • Categoría: Salud
  • Visto: 279

D. Fernando Clavijo, el recluta patoso en el batallón de los torpes

D. Fernando, supongo que tiene que existir un problema grave en su gabinete de imagen. Lo digo porque después de año y medio observándole sigue usted con el mismo traje. Su “traje”, el rol de presidente del gobierno de Canarias, le queda muy grande, demasiado grande para su “estatura” política e intelectual.

Sinceramente, querido presidente, en esto de los trajes a la medida del máximo representante de nuestra comunidad autónoma no hemos tenido mucha suerte, por no decir ninguna. Desde los tiempos de los tiempos, Canarias, los canarios no hemos sabido, o podido, encontrar un presidente de nuestro gobierno que nos represente con suficiente personalidad, con suficiente solvencia, inteligencia y con ese par de cojones que se necesitan para llevar adelante esta nave que lleva zozobrando en medio del Océano Atlántico por los siglos de los siglos amén, llamada Islas “Afortunadas”

O sea, un buen comandante jamás ha estado al mando de ese buque al pairo. Porque si miramos atrás, su homologo Paulino Rivero podría competir a mediocre con usted con más o menos suerte, pero si entramos en el túnel del tiempo, Adán Martín no fue mejor que Román Rodríguez ni este mejor que Lorenzo Olarte, etc., etc., etc. Desgraciadamente la mediocridad, el pasotismo, los amigotes y sobre todo la oligarquía de grupos empresariales, unido a mirarse el puto ombligo, todas las tripulaciones que han pasado por el puente de mando que manejan el destino de más de dos millones de canarios han sido lo más torpes y totufos, y así nos va; de culo, cuesta abajo y sin frenos. Si analizamos un poco su “puesta” en la escena pública, veremos cómo formó gobierno con el Psoe introduciendo en la mesa del Consejo lo más cutre y esperpéntico del Partido Socialista Canario, el asunto acabó como los gallos de Morón, sin plumas y cacareando.

Porque, seamos sinceros D. Fernando, usted hacer, lo que se dice hacer, nada de nada y para constatar esta triste realidad no hay más que ver que seguimos siendo de las comunidades con más desempleo, con menos cultura y educación y con más miseria y pobreza de todo el Estado y ahora, en los últimos 6 años, ustedes, usted y los suyos, se han empeñado en llenarles los bolsillos a la sanidad privada privatizando cada vez más y más los servicios que nos ofrecía nuestro sistema de sanidad pública con  esté “negóciete” entre amigotes que nos está llevando a perder lo único que medio funcionaba un poco bien; la sanidad pública.

No sé si usted estará enterado, si le informaran de  la gravedad de sus decisiones, ni siquiera creo que le interese saber lo que realmente ocurre en las ciudades y pueblos de Canarias, de lo que importante que es salud, la calidad sanitaria que, a trancas y barrancas, y pese al desvío del 65% de los presupuestos generales de la Comunidad a la sanidad privada y a las interminables listas de espera de especialistas y quirúrgicas aún podemos presumir que los hospitales públicos de Gran Canaria y Tenerife funcionan a un nivel aceptable.

Sr. Clavijo, en todo en la vida lo fundamental es el factor humano. Factor éste en el que usted parece no confiar.

El nombramiento del nuevo consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, D. José Manuel Baltar, es de lo más estúpido que se puede hacer en materia de nombramientos: contratar a un “lobo” para ponerlo  a custodiar  gallinas es de por si un suicidio. ¿a usted no le informaron del curriculum de este individuo? Tome nota:

“D. José Manuel Baltar ostentaba, hasta la fecha de su nombramiento como Consejero de Sanidad, el cargo de director de Operaciones de Hospitales San Roque, clínica con la que el Gobierno firmó en 2015 conciertos sanitarios por 20 millones de euros

Aparte de ser el vicepresidente de la Alianza de la Sanidad Privada Española, es secretario de la Asociación de Clínicas Privadas de Las Palmas.”
Deduzco con ese nombramiento que está hecho a conciencia y en vista a privatizar en un futuro a corto o medio plazo la sanidad pública canaria.

Teniendo en cuenta el equipo de personajes que asesoran a su Excelencia (de 31 asesores que cobran una media entre 40.000 y 47.000 € al año, 16 carecen de titulación universitaria, a lo más que llegan es al certificado de EGB y algún que otro bachiller) tampoco es de extrañar el nombramiento del nuevo director médico del Hospital Universitario de Canarias Residencia Nuestra Señora de Candelaria, un médico de familia sin más experiencia en dirección de grandes hospitales que un simple master de esos de andar por casa. Supongo que ese nombramiento y el nuevo invento de la Dirección de Relaciones con no sé qué historia del citado recinto hospitalario obedece más a cuestiones de compadreo festivo politicucho de Repúblicas Bananeras que a necesidades reales que incidan en el mejor funcionamiento de la sanidad que ofrece la Residencia Sanitaria. ¿Se imaginan ustedes un médico de familia dando órdenes de cómo tiene que llevar el especialista de turno su consulta?, el motín está garantizado, ya lo dice el refrán: “No mandes a quien mandó, ni sirvas a quien sirvió”, en este caso el “pringao” de turno lo pasará canutas para poner orden en el tinglado de los galenos tinerfeños

Llegado a este punto y aparte uno se vuelve a preguntar ¿pero qué coño nos pasa a los canarios? ¿Somos tan idiotas, tan aplatanados, tan totorotas y pollabobas que nos hacemos solitos el hara kiri sin que nadie nos ayude, nos suicidamos a conciencia y nadie es capaz de parar esta especie de locura colectiva que nos sigue llevando a la ruina?.

Poco importan los 14 millones de turistas y los 12.000 millones de euros que dejan en Canarias, poco importa el desarrollo en las zonas turísticas de las islas, poco importa la cara exterior; en el fondo vivimos en un pueblo gobernado por cínicos, hipócritas que ignoran la realidad que les rodea que no es otra que miseria y pobreza de más del 50% de la población. El drama de la juventud canaria es demencial, miles de jóvenes salen de su tierra por falta de oportunidades, perdemos la mejor generación de chicos y chicas que en diáspora buscan un futuro que les garantice lo que se les niega en su tierra: un trabajo digno que les permita vivir la dignidad que se les negó a sus padres y abuelos.

Si hay cordura en algunos de sus compañeros de Coalición Canaria, si hay un poco de vergüenza torera por parte del resto de los partidos políticos que componen el hemiciclo de la calle Teobaldo Power, si de verdad queremos volver a intentarlo, planteen cuanto antes una moción de censura y echen de una vez por todas a tanto torpe, ganso, alelado, simplón que nos está llevando directamente al abismo.

  • Escrito por Joaquín Hernández
  • Categoría: Salud
  • Visto: 321

El hurto de recursos a la sanidad pública

Que la sanidad pública canaria está atravesando por su mayor crisis desde la instauración de la democracia, ya nadie lo discute. Pero como ya se sabe,  las crisis no llegan solas, sino por la existencia de agentes y circunstancia que empujan a ello. Resulta llamativa, por ejemplo, la vanagloria del presidente del Gobierno sobre el éxito de su política económica y el superávit logrado en las cuentas de Canarias cuando, a renglón seguido, se ve obligado a responder en sede parlamentaria a las interpelaciones de la oposición sobre los pasados presentes y pretéritos recortes monetarios que sin clemencia alguna impone al Servicio Canario de Salud. Embates estos irrefutables con los propios datos del gobierno sobre listas de espera, y fácilmente perceptibles, in situ, en cualquiera de los servicios sanitarios y hospitalarios a los que cotidianamente accede la ciudadanía tras sortear la trágica carrera de obstáculos de las listas de espera o superar los siniestros pasillos de las urgencias hospitalarias

En un perverso principio de la distribución de beneficios y de la riqueza, la raquítica inversión y baja calidad de los servicios asistenciales que promueve este gobierno es inversamente proporcional al boyante desarrollo de la economía y la creación de capital que, según nuestro Presidente, ha "enriquecido" al País canario en este último año. En un gesto de involuntaria  sinceridad, es esta también la conclusión a la que llegamos tras repasar las anotaciones de lo dicho durante la actual controversia que, sobre la menguada inversión sanitaria, enfrenta en estos días a los señores Clavijo y Morera. De lo dicho en esa acalorada discusión sobre quién ha hecho mayor daño a la sanidad pública, hemos podido saber que, el gobierno o su Presidente, para aminorar el gasto farmacéutico, quiso acelerar la muerte de los pacientes afectados por hepatitis C, interrumpiéndoles el tratamiento; que tuvieron en proyecto el cierre de camas y servicios, incluidos los hospitales comarcales de Tenerife; que querían clausurar algunas secciones de la urgencias hospitalarias, y que, además, el desencadenante de la crisis de gobierno entre el PSOE y CC fue el proyecto del anterior Consejero sanitario, Jesús Morera, de poner coto a la rapiña de fondos que en el sector público practica la sanidad privada, área ésta en la que se encuentra, precisamente, la red sanitaria San Roque, de la que procede el nuevo Consejero Sr. Baltar

Durante esta larga polémica, se suma también al coro de los disconformes, la dirección del Hospital Universitario de Canarias haciendo pública su dimisión como protesta ante la asfixia económica que el Ejecutivo canario practica con el centro sanitario. Desde mucho antes, los trabajadores y sus organizaciones sindicales ya insistían en denunciar la acumulación de las cargas de trabajo esclavizantes por la retirada de recursos humanos de los servicios de atención primaria  y hospitalaria.

Es esta, en definitiva, una política sanitaria del fraude heredada, pero además repetida por el actual Gobierno  con un resultado de hospitales comarcales cuyo acabado continúan dilatándose; planes ficticios como los de salud o de urgencias al no contar con carta financiera alguna; infraestructuras sanitarias básicas paralizadas o sin iniciar. Pero además, la práctica de una agresiva política en lo laboral de substracción de derechos y de recursos humanos que lleva a situaciones tales como que en uno de los hospitales públicos de Tenerife se les adeude a sus trabajadores una media de 80 mil horas realizadas por encima de su jornada laboral. En uno y otro caso, los directos beneficiados de esas carencias en nuestro sistema público es el sector privado que, asume las actividades intencionadamente bloqueadas y que no son realizadas en el sector público, pero que además, en estas caóticas circunstancias se lleva a los cientos de buenos profesionales que hartos de la política de castigo en la empresa pública, huyen hacia el sector privado quien les ofrece mejores expectativas laborales y profesionales
irrealizables

El actual Ejecutivo canario tendrá pronto que explicar sobre qué principio de gestión y administración del dinero público puede justificar el aumento de recaudación, el millonario y descabellado reparto de fondos de la FDECAN con destino a acciones superfluas, o la condonación a su homónimo español  de 2.412 millones de euros que el Estado le adeudaba a Canarias en materia de inversiones sanitarias no realizadas. Todo ello, frente al hecho de continuar castigando a la sanidad con el salvaje cierre de suministro de fondos que alarga cruelmente el sufrimiento del conjunto de usuarios y pacientes del sistema sanitario público, pero que además acrecienta la indignidad laboral de sus trabajadores y profesionales.   

Jaime Bethencourt Rodríguez. Secretariado Nacional de Intersindical Canaria


  • Escrito por Jaime Bethencourt Rodríguez
  • Categoría: Salud
  • Visto: 328

Sobre la lamentable situación de la atención médica especializada en La Laguna

La Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias quiere denunciar la inaceptable demora que tienen los usuarios laguneros para el acceso a determinadas especialidades médicas en el ambulatorio o Centro de Especialidades Médicas (CAE) de La Laguna y en el centro de referencia Hospital Universitario de Canarias (HUC).

  • Escrito por Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias
  • Categoría: Salud
  • Visto: 443

Mala praxis o recortes, enfermos indefensos

Odalys Padrón.- Los recortes en Sanidad influyen en la calidad asistencial y en las prestaciones que reciben los ciudadanos. Eso ya nadie lo discute, es un hecho consumado. El presupuesto público se ha reducido en más de un 20% en los últimos años, así lo evidencia un informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública.

  • Escrito por Odalys Padrón
  • Categoría: Salud
  • Visto: 1144

¿Por qué necesitamos una Ley Canaria de Salud?

{mosimage}Arturo Borges Álamo.- Portavoz de la ILP "Para la Defensa y Promoción de la Salud y la Sanidad Pública en Canarias" en el Parlamento de Canarias

La idea motriz para los colectivos sanitarios y sociales que decidimos presentar en el año 2010 la ILP "Para la Defensa y Promoción de la Salud y la Sanidad Pública en Canarias" era la de corregir los desajustes y deficiencias de nuestro Sistema de Salud partiendo de la definición de un modelo integral basado en las plenas competencias de la Comunidad Autónoma Canaria así como en la experiencia acumulada en la relación entre la realidad cotidiana y la vigente, desde 1994, Ley de Ordenación Sanitaria de Canarias.  Aspirábamos a que partiendo de un modelo corregido y mejorado fuera posible abordar todas las necesidades de modo coherente saliendo del círculo vicioso permanente en el que nos hemos movido los últimos 22 años.
  • Escrito por Arturo Borges Álamo
  • Categoría: Salud
  • Visto: 696

"El Pino es nuestro"

{mosimage}Antonio Morales.- El pasado miércoles 17 de febrero celebramos el X aniversario del Centro Sociosanitario El Pino. También un 17 de febrero, abrió sus puertas en 1964 la Residencia Sanitaria Nuestra Señora del Pino, el primer hospital público de Canarias. A esa celebración nos unimos trabajadores y trabajadoras del centro sociosanitario, los usuarios del centro de día, residentes y familiares, representantes del Gobierno canario, del Cabildo de Gran Canaria  y del movimiento ciudadano “El Pino es nuestro”. Comenté en el acto que este edificio es mucho más que el primer gran hospital de Gran Canaria. También es mucho más que un edificio donde los ciudadanos y ciudadanas de nuestra Isla reciben una serie de prestaciones que deben garantizarse a toda la población en un Estado de Bienestar.


  • Escrito por Antonio Morales
  • Categoría: Salud
  • Visto: 512

El SCS olvida a los transplantados de cadera afectados por Depuy

Plataforma por la Dignidad

{mosimage}Pacientes afectados por una prótesis de  cadera defectuosa sufren y padecen durante años sin ser avisados por el Servicio Canario de Salud, a pesar de la comunicación directa de dicho fallo llevada a efecto en 2010 por el Ministerio de Sanidad.

  • Escrito por Plataforma Dignidad
  • Categoría: Salud
  • Visto: 577

Listas de espera sanitaria y Carnavales

Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias

{mosimage}Otra cosa no pero en la Consejería de Sanidad de Canarias, desde siempre, han practicado como disfrazar los datos de la realidad de la atención de salud que recibe nuestra población. Y en ese sentido que mejor ocasión para dar a conocer su información del corte correspondiente al segundo semestre del año 2015 que el lunes de Carnaval. Pero por otro lado, aunque muchos estén distraídos también corren el riesgo de que les caiga aquello de ¡Te conozco mascarita! Siempre mientes.

  • Escrito por Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública
  • Categoría: Salud
  • Visto: 491

Llamamiento de la FADSP a acuerdos por la Sanidad Pública

Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública

{mosimage}Ante la situación de bloqueo institucional como consecuencia de los resultados de las elecciones generales y las dificultades para formar gobierno, desde la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública queremos comunicar:

  • Escrito por Federación Salud
  • Categoría: Salud
  • Visto: 740

La libertad de expresión en la sanidad pública

Una sentencia que salvaguarda las críticas contra los gestores sanitarios


{mosimage}Carlos García García. Médico. Consejero sindical de Intersindical Canari.-

Casi tres años de espera han sido precisos para poder descansar y aliviar una incertidumbre mantenida por una demanda efectuada por una antigua directiva del Hospital Universitario de Canarias contra mi condición de delegado de Intersindical Canaria, tras la publicación de un artículo de opinión ,en Diciembre de 2012 en el periódico El Día, que se tituló “La inmoral paga extra a directivos sanitarios” y que hacía una crítica negativa contra la administración sanitaria de Canarias, resaltando el contraste entre los recortes presupuestarios en sanidad, con especial incidencia en las listas de espera en sus diversas facetas, con el hecho de que existan partidas presupuestarias para abonar cantidades extras a gerentes y directivos de la sanidad pública canaria en un momento de crisis económica.

  • Escrito por Carlos García
  • Categoría: Salud
  • Visto: 974