Log in
Sin imágenes

Por la calle de Alcalá

  • Published in Política

EL BAR DE PEPE

Dentro del esperpento de la comedia política española, la presidenta de la comunidad de Madrid, Dª Isabel Natividad Diaz Ayuso ha copado el “top ten” del bodrio descerebrado al que nos tienen acostumbrados los políticos, seguido muy de cerca por Pablo Echenique.
La señora Ayuso, licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, desde muy temprana edad se dio cuenta que ejerciendo la profesión en Radio Marca no se comería medio donuts y con buen criterio y con su palmito de florista de la calle de Alcalá se infiltró en el Partido Popular, ya con 27 años despuntaba como una de las futuras sucesoras de Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, todo un “hallazgo” de las preclaras mentes de los jefes peperos, que vieron en la joven Isabel, un claro futuro “prometedor” y una regeneración del viciado aire de la sede de la madrileña calle de Génova.
Isabel, Isa para los amigos, se ganó la confianza de la ex presidenta de los gatos y gatas Esperanza Aguirre para la que creó y gestionó la cuenta de Twitter del perrito del presi llamado “el Pecas”. Tanto fue el rotundo éxito que tuvo que la sucesora de Esperanza, Cristina Cifuentes la contrató para llevar su campaña digital. Con las cartas marcadas, su primera incursión en el cachondeo electoral para la Asamblea de Madrid fue en el año 2011, quedándose sin escaño, pero la suerte le vino de frente y consiguió el acta de diputada cubriendo la vacante de Engracia Hidalgo.
Dentro del meollo todo era más fácil, de hacer famoso al “Pecas”, pasó a votar las directrices de sus jefes en el hemiciclo madrileño, eso sí, con una pasta gansa considerable que entre pitos y flautas rozaba los 6.000 euros al mes. También se lo montó que en poco tiempo fue nombrada Viceconsejera de Presidencia y Justicia del gobierno regional.
En el 2019, Pablo Casado la nombra candidata a las elecciones para la Asamblea madrileña. En las elecciones del 26 de mayo de 2019, la lista del PP obtuvo un 22,23 % de votos válidos y 30 escaños, la segunda lista más votada después de la del PSOE, lista más votada con un 27,31 % de votos válidos y 37 escaños.
Ahora está decidida a perpetuarse en la poltrona y viendo los acontecimientos provocados por Ciudadanos en Murcia, con una diarrea mental digna de Nerón cuando mando incendiar Roma, ha decretado la anticipación de las elecciones autonómicas y las convoca para el 4 de mayo.
Teniendo en cuenta sus declaraciones de apoyo a los empresarios madrileños (siempre ha manifestado importarle más la economía madrileña que las vidas de sus ciudadanos) y cuando más necesitados están de las ayudas directas, que esperan los hosteleros y comerciantes madrileños como agua de lluvia, paraliza todas las ayudas con el cierre de la Asamblea Madrileña por lo menos hasta setiembre de 2021.
La locura de Isabel Ayuso llega a tal punto que, aún sabiendo que no conseguirá la mayoría absoluta y que muy posiblemente no les servirán los votos de Vox para gobernar, y consciente de echarse como enemigos de muerte a los de Arrimadas y Aguado, se lanza a la piscina sin agua, o sea se hace el Harakiri y de camino acabará con medio Partido Popular.
En toda esta martingala invertida está Pablo Casado, que se las ve y se las desea para sacar la nave pepera de la zozobra en la que se encuentra. No bastaba los juicios de Luis, alias el cabrón, y su denuncia sobre la financiación ilegal, los sobres que entregaba a Mpunto Rajoy con dinero procedente de las comisiones entregadas por empresarios a los que se les concedía sustanciosos contratos, que ahora le siguen creciendo los “enanos” en su particular carpa del circo de la corrupción.
Es muy posible que el 5 de mayo de 2021 pueda ser la fecha de la caída total del Partido Popular y la subida al estrellato, como segundo partido más votados, los chicos de Vox.
Santiago Abascal está agachapado, escondido detrás de la tupida red de la dictacracia espera asestar el colpe mortal a Pablo Casado y sabedor de que Ciudadanos está al borde del abismo, conformar el gran partido ultraderechista a nivel nacional. Vox no ha parado de crecer, incluso en Cataluña se ha metido, en contra de muchos pronósticos, en el Parlamento catalán.
Isabel Ayuso es la mejor promotora de la ultraderecha española, estoy seguro de que en poco tiempo encontrará hueco en la mesa de Santiago Abascal, tiempo al tiempo.