Log in
Sin imágenes

El muro de Berlín y el cinismo del siglo XXI

  • Published in Política

EL BAR DE PEPE

Es curioso, todo el mundo celebra la caída del muro que, durante 28 años separó a los berlines. Hoy en pleno siglo XXI existen muros en medio mundo que separa las miserias de los "demócratas defensores de los derechos humanos" con los parias y los desterrados hijos de Eva.
Un cinismo asqueroso de politcuchos que aprovechan los aniversarios de las cloacas de la humanidad para dar rienda suelta a su "defensa por la democracia". Resulta que esta gentuza son los primeros en actuar como verdaderos dictadores dentro de sus organizaciones, es el ordeno y mando.
El muro de la vergüenza mexicana es el que separa México con EE. UU. asquerosa condición del país que dice defender y ser la policía que vigila los derechos humanos en el mundo. Puta mierda de yanquis y chamacos. De los 3.200 kilómetros de frontera entre los Estados Unidos y México, está vallado con tramos de concreto, rejas electrónicas y cámaras infrarrojas custodiadas por la Patrulla Fronteriza de los EE. UU.
En la capital de Irlanda del Norte, hay más de 90 tramos de la llamada “línea” que separa los barrios con las divisiones más tensas entre nacionalistas católicos (que abogan por una Irlanda unida) y protestantes unionistas (que pretenden seguir formando parte del Reino Unido). El muro tiene portones que se cierran por la noche o en momentos en que recrudece la tensión (Getty Imagos)
Los españoles no nos quedamos atrás. España construyó en los años 90 dos muros para separar sus enclaves africanos de Ceuta y Melilla del territorio de Marruecos. Son habituales los grupos de migrantes africanos que intentan traspasar esta barrera en masa para ingresar a territorio europeo
Después de la invasión de Saddam Hussein en 1990, Kuwait instaló una valla de unos 200 kilómetros de extensión en su frontera con Irak, está compuesta por tramos de cerca electrificada, alambre de púa y muros de arena
Tras un atentado en su capital, Tashkent, en 1990, el Gobierno uzbeko comenzó a alambrar su frontera para prevenir el ingreso de militantes radicales del Movimiento Islámico de Uzbekistán. Las fronteras con Afganistán y Tayikistán están reforzadas con cercas electrificadas y minas antipersonales
La disputa entre las potencias nucleares de India y Pakistán por el territorio de Cachemira convierte a ese territorio en una de las zonas más inestables del mundo. La India ha alambrado el territorio y la tensión recrudece periódicamente.
Desde 1964, la isla de Chipre está dividida en dos: los grecochipriotas viven al sur y los turcochipriotas, al norte. Desde la caída del muro de Berlín, Nicosia es la única capital del mundo dividida en dos en toda su extensión.
Creada tras el fin de la guerra entre las dos Coreas, en 1953, la zona desmilitarizada de las dos Coreas (ZDC) es una franja de territorio de cuatro kilómetros de ancho por unos 250 kilómetros de largo que divide a ambas naciones.
Desde que comenzó a construirlo en 2002, Israel ha ido extendiendo el muro (con tramos de concreto, otros de zanjas y alambradas) que la separa de los Territorios Palestinos de Cisjordania. Israel defiende su construcción como la manera más de eficaz de defenderse del terrorismo islámico, mientras, los palestinos denuncian que se vulnera su libre tránsito y se construyen colonias en su territorio.
El rey Abdalá de Arabia ordenó una enorme valla con alambres de púa en la frontera con Irak, un territorio donde opera a sus anchas el Estado Islámico.
El Sahara Occidental se encuentra en disputa entre los saharauis y Marruecos, que ocupó ese territorio en 1976, luego de que España se retirara. Marruecos construyó un muro de cientos de kilómetros con arena, piedra, alambres de espino y minas personales para proteger lo que considera territorio propio del Frente Polisario, que busca la independencia saharaui.
En este puto y asqueroso, el cinismo y la hipocresía forma parte de nuestro modo de vivir, hablamos con la boca llena de la solidaridad entre los pueblos, de las ventajas de la democracia, de la carta magna de los derechos humanos, y es como si nos mirásemos en un espejo y nos quisiéramos convencer de que Hitler no existe, que el pasado hitleriano acabo en el año 1945. ¡¡ Cuanta mentira!!