Logo

El socialismo del presidente Torres

   Hace años que un sector del socialismo español fue secuestrado por analfabetos políticos. Su única preocupación no son los proyectos de cambio social, sino la lucha por vivir de la política.

   En un país serio, a los "políticos basura" se les tira al contenedor de las miserias humana. Aquí, se les ofrecen cargos de gran responsabilidad.
    En el PSOE de Canarias también algo huele a podrido: hay más aspirantes a prebendas del poder que militantes.
   El PSC y, por ende, el PSOE nacional, es un polvorín que en cualquier momento puede saltar por los aires.
   El PSC parece una armería donde abundan cuchillos, escopetas y pistolas". Por un cargo se acuchillan entre ellos mismos. Impera la intriga, la conspiración y el "espionaje" basado en la escuela de Joseph Fouché, en la Revolución Francesa y en el Imperio Napoleónico.
    Mientras se despellejan por tener un empleo político y vivir de la política a costa de los contribuyentes, el PSC se ha alejado de las preocupaciones económicas.
   El partido dirigido por Pablo Víctor Torres, se ha olvidado de los grandes problemas sociales como: el paro, los contratos de trabajo miserables, la vivienda, de una Sanidad Pública con una listas de esperas interminables que causan vergüenza, las pensiones, el fracaso escolar en la Escuela Pública, las bolsas de hambre y de pobreza infantiles y juveniles o del oscuro futuro de nuestros jóvenes.
   Aún es muy pronto para valorar la gestión del nuevo presidente Torres. En principio me parece una persona cercana y transparente. Espero y deseo que no cambie esa personalidad.
   No sé si algunos cargos de segundo o tercer nivel como el del director General de Relaciones Exteriores, ha sido impuesto a la fuerza por parte del "triunvirato" capitaneado por Sebastián Franquis, nuevo consejero de Obras Publicas y Vivienda.
   Sobre la designación de Trujillo Marrero para representar a Canarias en todo el mundo, me parece un serio error. Soy amigo de Trujillo al que le tengo cariño, afecto y respeto. Sin embargo, creo que hubiese sido más operativo y eficaz como embajador en Argentina o en Venezuela.
   Sepan que el presidente del Gobierno en la sombra es Franquis, cerebro gris y muñidor político. Y sepan también que el presidente Torres tiene tres gobiernos con tres cabezas: Ángel Víctor Torres, Sebastián Franquis y Román Rodríguez.
    Queda por saber qué protagonismo tendrán Nueva Canarias y Unidas Podemos en este tripartido nacido de un pacto de progreso.
    Habrá que esperar con qué ánimo debatirán los criterios del primer Presupuesto del nuevo gobierno con tres patas ideológicas dispares: socialista, nacionalista y comunista. Aunque con un matiz obligado: el PSOE no es socialista; el PSOE es neoliberal capitalista y ya no representa a la España roja.
   ¿Estará moviéndose el PSC hacia trincheras de dependencia personal? No olviden que los conflictos en el PSOE canario nunca fueron por una crisis de identidad, sino por una "guerra de familias" para tener un cargo vitalicio.
Algunos socialistas no están en el PSOE por cuestiones éticas.

Por Armando Marcos
Periodista

Copyright 2016 Centro de La Cultura Popular Canaria