Log in
Sin imágenes

Incoherencia independentista o todo por la pasta

  • Published in Política

EL BAR DE PEPE

Sabido es que las dictaduras no crean partidos políticos por la misma razón que los calvos no tienen piojos: falta el ambiente. Es preciso que exista pelo y libertad para que puedan quedarse y proliferar los unos y los otros. No es cuestión de higiene. Cuando los parásitos forman parte del ecosistema, no hay muchacho que pueda considerarse a salvo de contagios por aseado que pretenda conservarse –salvo que se afeite la cabeza- ni democracia inmunizada a los políticos que aprovechan el entramado legal para reivindicar sus postulados separatistas, salvo que  renuncie a serlo.

La democracia que tenemos que sufrir los ciudadanos españoles nos da espectáculos como los que ayer nos dieron los presos políticos, hoy en día convertidos en “señorías” diputados de las cortes españolas.

Por lo visto, y digo por lo visto porque la mayoría de españoles no entendemos como es posible que una serie de personajes sentados en el banquillo de la Audiencia Nacional, sometidos a juicio por un supuesto delito de rebelión contra el Estado, incitación a la violencia, sedición, etc etc, etc, pueden presentarse en unas listas de partidos políticos implicados en el mismo delito por el que se juzgan a Oriol Junqueras y su mariachi, como candidatos a representar el “independentismo catalán” en los escaños del Congreso de los Diputados del Estado español.

La ley del Tribunal supremo del 4 de abril de 2019 ha establecido en una sentencia hecha pública “que no puede ser candidato a las elecciones ningún ciudadano que haya sido inhabilitado por delitos de rebelión, terrorismo y contra la Administración Pública, aunque su condena no sea firme y sea cual sea el cargo al que se refería la sentencia.

Por lo tanto, y como aun no están condenados, los políticos presos han podido presentarse a las elecciones del 28-A.

El resultado es la tomadura de pelo por parte del Estado a los españoles, me explicaré:

Teniendo en cuenta la Ley y a sabiendas que el juicio tardaría al menos 6 meses en concluir y dictar sentencia, ¿por qué motivo no se adelantaron los plazos al objeto de quedar resuelto antes de la presentación de listas a las elecciones generales del 28-A?. Seguro que siempre existirán “excusas legales” para argumentar que no se pudo hacer, que los plazos de instrucción, que si la abuela fuma, etc etc, etc, pero la realidad es que ahora nos encontramos con el enemigo dentro de nuestra casa.

Pero lo más increíble de toda esta parafernalia, de los independentistas catalanes en la jura de sus cargos en el pleno del Parlamento español, no fue el esperpento de su juramento, no fueron los lazos amarillos, ni siquiera considerarse “presos políticos” en lugar de presuntos delincuentes políticos presos.

El show que montaron fue de traca verbenera y vergüenza ajena. Más que increíble diría que es inverosímil el hecho de que unas personas que consideran al Estado español, un Estado opresor, que les roba, que reniegan de sus orígenes españoles y nos llaman borregos, xarnegos, al mismo tiempo que declaran a la justicia española y al propio gobierno de la nación como un gobierno dictatorial, juren “por imperativo legal” su nombramiento como diputado en el hemiciclo del Parlamento español.

O sea que reniegan de todo aquello que significa España y al mismo tiempo en su condición de diputado electo tendrán la obligación de velar por los intereses de España. Claro que por otro lado todo tiene su versión “show bussines” si tenemos en cuenta los emolumentos (pasta gansa con el mínimo golpe y que cobrarán a partir del 21 de mayo de 2019) es otra cuestión, por ejemplo, Oriol Junqueras cobrará desde su celda la siguientes cantidades:
Sueldo: 4.893,30 €, bono taxi: 3.000 € año, dietas 150 € día si viajan al extranjero, 120 € día si es en territorio nacional, 1 linea adsl en su domicilio, 1 Pad, 1 iPfhone, 2 ordenadores en despacho y escaño, si es portavoz del grupo cobrará un extra de 1.840,72 € en concepto de representación Asimismo, los presidentes, vicepresidentes, secretarios, portavoces y portavoces adjuntos de las Comisiones perciben entre 1.500 y 735 euros mensuales en concepto de gastos de representación

La tomadura de pelo a los catalanes independentistas tiene que ser acojonante, y más de uno se sentirá cabreado y desmoralizado ante la actitud y aptitud de sus lideres secesionistas al que tendrán que ver defendiendo la Constitución española que se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.