Log in
Sin imágenes

Farlopa política

  • Published in Política

EL BAR DE PEPE

Clorhidrato de Cocaína. También conocida como; Coca, nieve, farlopa, perico, blanca… Fórmula, C17H21NO4 (forma ácida de la sustancia).

Está droga es muy común en nuestra sociedad especialmente en buena parte de nuestra clase política, se asombrarían ustedes si supieran la cantidad de droga que consumen estos personajillos y sus nombres.

La cocaína es una de las drogas más visibles, su compartimiento más usual es mentir, humor cambiante... alegría, depresión, hiperactividad. Las pupilas dilatadas y el gesticular demasiado, forma parte de los síntomas normales del consumidor de cocaína.

Supongo que no estoy descubriendo nada a nadie y que algunos de ustedes, posiblemente, serán consumidores de esta droga y negarán la mayor como es que se pueda descubrir fácilmente.

Este narcótico causa un subidón que puede durar hasta 30 minutos y durante el cual el usuario se encuentra sumido en un estado de excitación fuera de lo normal.

Debido a que efecto provocado por el consumo  de cocaína produce efectos favorables dentro de un breve lapso de tiempo, los usuarios de esta sustancia experimentan la necesidad imperiosa de continuar utilizándola para seguir sintiendo los efectos placenteros relacionados con esta droga.

La experimentación y el uso prolongado de la cocaína pueden causar diversos riesgos a la salud de una persona. Además del riesgo constante de sufrir de una sobredosis, la cocaína puede causar daños permanentes a los órganos vitales de una persona y al funcionamiento de su cerebro en general.

Imaginemos a un futuro presidente del Gobierno de España adicto a ese narcótico, gestionando nuestro presente y futuro esnifando farlopa, nieve, perico, etc.

Sería o debería ser obligado, por ley, someter a los candidatos a llevar el destino de todos los españoles a un minucioso examen médico, para comprobar, sobre todo el estado mental y psíquico de los líderes políticos.

Lo que observamos desde la pantalla de nuestra tv, nos deja claro que alguno de estos síntomas de drogadicción se pueden producir en nuestra clase política.

El ejemplo más notable lo podemos encontrar en el caso ERE andaluz, concretamente es el Director General  de Trabajo de la Junta de Andalucía, Según dice el conductor, “cuando Guerrero acababa su jornada iba de copas y consumíamos cocaína a diario pagada con el dinero de la subvención”. Los tipos se gastaban sin pudor el dinero del ERE destinado a los obreros en unas buenas juergas, o bien el caso de Enrique Bollín, senador del PP por Málaga fue sorprendido conduciendo un yate con 28 gramos de polvo blanco, resina de cannabis y 12 vídeos pornográficos. El tipo aseguró que varios médicos le recomendaron el consumo el consumo de cocaina para combatir sus  problemas de ansiedad, debía estar seriamente agobiado por el “pequeño sueldo” y su “trabajo tan estresante”.

“Yo soy adicto a la droga y no al sexo". “Eso fue lo que dijo el concejal de Urbanismo del PP del Ayuntamiento de Palma, Rodrigo de Santos, quien se gastó entre 2006 y 2007 exactamente 50.804 €, provenientes de una empresa pública, en droga y clubes de alterne homosexuales en Palma y Madrid. El tipo se metía hasta 22 o 23 gramos de cocaína diarios e iba a su burdel de confianza, el Casa Alfredo, donde podía disfrutar de la coca, los culitos y la privacidad. El tipo recalca que estaba enganchado a la droga y eso le hacía hacer locuras sexuales, pero que no estaba enganchado al sexo. Bien por ti Rodrigo”.

Hay casos que rallan en lo kafkiano como es el caso del  presidente del PP en Los Cortijos, Gustavo Hernández, le  detuvo la guardia civil cuando recogía un paquete con 1.300 gramos de cocaína a la oficina de Correos de Puertollano en 2011. Presidente del PP. Paquete de cocaína. Oficina de Correos.

Esto es solo un muestro minúsculo de lo ha podido suceder en los casos de corrupción y malversación de fondos, donde la señora cocaína seguro está rondando por ahí.  

El problema del consumo de droga entre nuestra clase política debería tratarse con una vigilancia y control inmenso, no en vano ponemos en sus manos nuestro dinero y futuro y corremos el riesgo de poner ese dinero y futuro en manos de cualquier cartel de droga, colombiano, mexicano, o madrileño.

Los exámenes médicos y las analíticas deben ser, por ley, de obligado cumplimiento, al mismo nivel que los deportistas de élite, igual control que tiene Rafael Nadal o  Roger Federer o cualquier otro deportista sometido a control anti dopaje.
El asunto es grave ya que les pedimos regularse a los mismos que la consumen.

No lo tomen a broma, el tema es grandísimo.