Log in
Sin imágenes

Tres cantos dice "no a los refugiados"

  • Published in Política

Patético, infame, vergonzoso

El Alcalde en funciones de Tres Cantos, Concejal de Urbanismo Javier Juárez, ha tenido la poca sensibilidad de advertir al consistorio madrileño propietario del Palacio Valdés que se encuentra en la carretera de Colmenar Viejo colindante a El Pardo, dentro del término municipal de Tres Cantos, que dicho lugar es solo para uso educativo  y no se permite su uso residencial y que cese los planes de Carmena de utilizarlo para inmigrantes.

El Ayuntamiento de Madrid, dentro del plan de emergencia de refugiados, quiere alojar alrededor de 200 inmigrantes, 100 de los cuales quiere ubicarlos en el citado Palacio sito en Tres Cantos.

Es una vergüenza como ciudadano de Tres Cantos, que nuestros representantes políticos que gobiernan nuestra ciudad, pongan trabas a una situación de emergencia que está coordinada por el Ayuntamiento de Madrid y la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), para que en un edificio propiedad del Ayuntamiento de Madrid, se quiera impedir la acogida de 100 inmigrantes con la disculpa de que el lugar no está autorizado para “dormir” sino solo para “educación”. ¿Quién extiende esas autorizaciones? ¿A caso no es el Ayuntamiento de Tres Cantos quien lo tiene que autorizar? ¿Por qué no lo hace? ¿Qué podemos temer? ¿Esto es ser solidario con lo que está pasando a nivel internacional de los miles de refugiados que huyen de sus países por el hambre, la guerra, razones ambientales..todas esas causas causadas directa o indirectamente por la comunidad internacional?

No señor Alcalde en funciones del Partido Popular, usted tiene que facilitar y ayudar en lo que se precise a que el Palacio de Valdés sea utilizado al menos de forma temporal y dada la situación de emergencia, para que 100 personas….si personas de carne y hueso, con sentimientos, con dolor, con desesperación en sus corazones; puedan establecerse en dicho lugar. Esto no es un juego de palabras que tan solo saben utilizarla en las cercanías de las elecciones municipales. Esto se llama empatía hacia seres humanos que necesitan una ayuda, se llama bondad y dignidad. Se llama no ser xenófobo No son papeles ni gentes ilegales o delincuentes, son seres como Vd. o yo, que les han arruinado su vida, que han pasado muchos sacrificios hasta llegar aquí y que no los podemos defraudar. ¿Cómo puede ser capaz de negarse a que vengan a instalarse en un centro que ni si quiera es propiedad de Tres Cantos y que se encuentra abandonado sin ofrecer ninguna actividad? ¿Cómo puede decir no y después mirar a los ojos de su familia? ¿No sabe ponerse en el lugar del otro? ¿No se lo han enseñado en su carrera política que debe estar al servicio del ciudadano? Antes de realizar las declaraciones que ha efectuado en la prensa, lo primero que tenía que haber hecho es consultar con los ciudadanos, establecer canales informativos y de participación ciudadana para estos y otros casos que deben consultarse con los tricantinos, pues somos nosotros precisamente quien le damos un sueldo y le hemos puesto en una responsabilidad política que no quiere decir que tenga que hacer lo que le dé la gana durante cuatro años y con carta blanca. No, eso no es política, eso es negocio y si quiere negocio debe abandonar el puesto que ocupa y por negarse y cerrar los ojos ante esta situación de emergencia, debe abandonar su puesto, ser destituido por fomentar la xenofobia, pues su negativa a colaborar no se puede llamar de otra forma.

Como Concejal de Urbanismo de Tres Cantos, Vd puede si quiere dar el permiso que  falta al Palacio de Valdés para que se convierta en residencial. No creo que sea un robot que no pueda encontrar la forma de dar soluciones urgentes. Su negativa solo puede decir una cosa: no nos representa y debe de inmediato dimitir y dejar su puesto a otra persona más competente y que no haga declaraciones como las que ha realizado para justificar un rechazo a una operación humanitaria del Ayuntamiento de Madrid y que han sido publicadas a nivel nacional. Sus negativas palabras hacen ante la sociedad que los demás vean a los tricantinos de insolidarios y el único insolidario es su persona y sus nefastas afirmaciones que en nada representan a los ciudadanos de Tres Cantos en la que muchos colaboramos para que este mundo sea mejor, más solidario y más digno de lo que es por culpa de personas públicas como la suya.

La dignidad política y personal se demuestra actuando con humildad, con servicio a los demás, dando la mano al necesitado y buscando soluciones rápidas y efectivas.

Para muchos tricantinos seguramente nos sentiríamos orgullosos de que nuestro Ayuntamiento pudiera colaborar echando una mano a estos refugiados que el Ayuntamiento de Madrid quiere llevar a Tres Cantos. Muchas ciudades estarían orgullosas de hacerlo y seguramente eso sí sería un buen dinero empleado de las arcas públicas, es decir nuestras, para la ayuda a gentes que necesitan refugio y que vienen de países en guerra y de sufrimiento, muchas veces causadas por nuestra propia sociedad.

Por todo ello, no entiendo la actitud de este Concejal, que se permite realizar unas declaraciones polémicas que ya han salido en todos los medios de comunicación nacionales poniendo en evidencia a los tricantinos por unas decisiones suyas personales.

Espero que a pesar de las palabras indignas de este representante político, el Ayuntamiento de Madrid pueda seguir llevando a cabo el plan de emergencia de Ayuda al Refugiado y que en el palacio de Valdés, un lugar amplio y con capacidad para unas 100 personas, pueda ser habilitado para la acogida de unos inmigrantes que seguramente no habrían salido de su país si no fuera porque sus vidas y la de sus hijos estaban en peligro, como los miles de personas que están muriendo y que han pasado su mismo calvario.

También deseo que la Iglesia de Tres Cantos apoye a estos refugiados y que no se mantenga en silencio, pues de esa forma, sería cómplice de este atropello donde no encuentro palabras para calificar la actitud de los que gobiernan nuestra ciudad.

La empatía, la dignidad y la solidaridad deben ser señas de identidad de todos los tricantinos y sin lugar a dudas de nuestros representantes. La estupidez y la arrogancia deben ser desechazadas por quienes se responsabilizan a ostentar un cargo público. Tres Cantos es una ciudad abierta al mundo, a los problemas ambientales, a la ayuda y el respaldo de los que sufren, al corazón de la gente y no debemos sabotear acciones dirigidas por emergencia social.

Es por ello que el Alcalde en funciones debe rectificar en sus palabras y extender la mano al Ayuntamiento de Madrid aunque sea de otro signo político, porque por desgracia nuestros políticos confunden hacer política con el partidismo de sus propias siglas y de esa forma una sociedad avanzada jamás podrán dar un paso hacia una sociedad más justa.

Pedro Pozas Terrados
Director Ejecutivo y Presidente Internacional.
Proyecto Gran Simio.