Log in
Sin imágenes

Debate en el PSOE con “mucho ruido y pocas nueces”

  • Published in Política

El debate para la elección en primarias de la secretaría general, fue bastante infructuoso y se produjo en medio de una crisis muy grave en el PSOE, no acercó posiciones entre los candidatos sino más bien al contrario, lo que tendrá  consecuencias impredecibles y de muy difícil solución.

Al mismo se había llegado con grandes expectativas, como se demostró en la alta tasa de participación de mas del 70% de los 187.949 militantes socialistas, en el otorgamiento de los avales a los candidatos. El ambiente era tenso, en gran medida creado por los medios de comunicación y las redes sociales en las que sobre todo participaban en ocasiones con cierta frivolidad y como si se tratara de un reality show, faltándose mutuamente el respeto y la consideración los afiliados socialistas partidarios de los candidatos. En ese mismo sentido se expresaron  destacados dirigentes socialistas, como fue el caso del “susanista” Miguel Ángel Heredia, secretario general del PSOE  en Málaga y diputado e igualmente secretario general del Grupo Parlamentario Socialista, que faltándole el respeto a la diputada Margarita Robles, mentó a su madre insultándola. También fueron lamentables las declaraciones por la otra parte del “sanchista” José Vélez, alcalde del municipio de Calasparra en Murcia, que tildó de mafiosos a los miembros de la Gestora Federal.  

Con todos esos ingredientes se llegó al debate, que considero fue de “mucho ruido y pocas nueces”. El ruido estaba plenamente justificado e incluso se incrementó con las intervenciones en muchas ocasiones desconsideradas de los candidatos entre si y que, confirmaban al margen del componente del  enfrentamiento por el poder y personal, la existencia de dos PSOE (Patxi López esta intentando introducir otro intermedio, sin que probablemente obtenga éxito). Uno representado por Susana Díaz que cuenta con el beneplácito y apoyo del gran jerarca Felipe González y sus homólogos a diversos niveles, igualmente es la preferida de los poderes económicos y gran parte de los mediáticos empezando por el Grupo Prisa y otros de corte conservador o manifiestamente de derecha, hasta el extremo que según encuestas muchos votantes del PP la prefieren a ella como ganadora.

En contraposición, Pedro Sánchez pretende representar y obtener el apoyo de la militancia de base y con arreglo a los avales que obtuvo 57.369, tan sólo 6.241 menos que los logrados por Susana Díaz, parece que así será. El enconamiento entre los dos es tal, que no augura nada positivo y más bien gane quien gane, el PSOE se resentirá. Menos si la victoria es para Pedro Sánchez, aunque no es cuestión de crearnos en torno a él grandes expectativas, al menos que lleve a efecto lo prometido de regenerar o refundar el Partido, haciéndolo más democrático, plural y participativo, lo que sin duda motivará a la militancia y volverá a ilusionar y atraer a muchos de nuestros votantes que se han quedado en el camino, bien por la abstención o porque las nuevas opciones políticas emergentes sobre todo Podemos nos ha arrebatado gran parte de nuestro electorado. En consecuencia si como prometió Pedro Sánchez le da al PSOE, aunque sea un mínimo giro a la izquierda, con reivindicaciones económicas y fundamentalmente sociales, que ofrezcan alternativas a la situación tan grave que venimos padeciendo de injusticia social y falta de derechos y libertades, agravado con un país infectado y afectado cada vez más por la corrupción, habiéndose llegado a unos niveles muy preocupantes e insostenibles, cuando impotentes hemos podido comprobar la connivencia y complicidad entre el poder político (ejecutivo) y el judicial, que habiendo tenido la reprobación del Pueblo Español representado por el Congreso de los Diputados, el ministro de justicia, fiscal general y fiscal anticorrupción, debido a que esa decisión absurdamente no es vinculante y de obligado cumplimiento, lo que demuestra la carencia democrática y necesidad de introducir reformas que en casos tan graves e importantes como éste se deben contemplar en leyes especificas e incluso si es necesario en la propia Constitución, para que se hagan realidad.

El debate tuvo escasas reflexiones y propuestas concretas y contundentes para darle solución a los muchos y muy graves problemas que venimos padeciendo, siendo uno de los más importantes y graves que está causando gran sensibilidad y alarma social, éste de la corrupción. Lo muy poco que al respecto expresaron los candidatos fueron obviedades, no entraron en materia afrontándolo y mucho menos aportando soluciones, que ineludiblemente no debe ser a través de quienes crean y/o agravan el problema como son los políticos, jueces y fiscales, que con sus actitudes y comportamientos en vez de combatir esta lacra crean en ocasiones más corrupción.

Ninguno de los candidatos se dignaron ni tan siquiera a manifestar su preocupación y ofrecer alternativas para lograr una sociedad más justa y libre, ni tan siquiera hicieron mención a los graves problemas como: la dación de la vivienda en pago cuando se produce un desahucio por impago de la hipoteca. Aprobación de una ley que reforzando las resoluciones del Tribunal Europeo y para no dejar a la arbitrariedad de las entidades bancarias, regule las devoluciones por el cobro de las injustas clausulas suelos, como así mismo todos los gastos derivados por la compra de una vivienda, que deben afrontar las entidades financieras y no sus clientes. Solución contemplada por ley al problema del corte del suministro eléctrico por imposibilidad de pago. Leyes especificas que nos defiendan más y mejor a los ciudadanos como usuarios y consumidores (en mayor o menor medida somos todos), para no sentirnos impotentes e indefensos ante las compañías y empresas que nos prestan servicios y ante la propia Administración, que se sigue amparando en la antidemocrática e injusta ley que contempla ante una queja o reclamación ciudadana, “el silencio administrativo”. Renacionalización de servicios esenciales como el energético y remunicipalización del agua de abasto. Un banco del estado que sea nuestro referente y representándonos a todos nos pueda libremente acoger como alternativa a la depredadora banca privada. Debido a que nos afecta a todos los ciudadanos, al menos éstos temas tenían que haberlos abordado y darles cada uno sus propias alternativas o soluciones.