Log in
Sin imágenes

Gilipollas esféricos

  • Published in Política

EL BAR DE PEPE

Mi amigo y colega, Peter Schafer, alemán de Alemania, me comenta, a tenor de las últimas encuestas de intención de voto de los españoles: "El PP lidera otra vez las encuestas de intención de voto”.

“En serio, los españoles sois gilipollas. Ni me habléis."

Uno cree que, en ese aspecto, batimos el récord Guiñes, somos masoquistas, o sea que nos va la marcha cantidad. Porque si después de las hostias que nos han venido dando, las reformas de la Señora Merkel y su graciosa madre, las pensiones, el paro obrero, el contrato estercolero, la privatización de la sanidad pública y la eutanasia económica, el navajazo trapero a la cultura, la ley mordaza, los palos de la policía, los desahucios, los suicidios inducidos, el robo y el saqueo continuado del PP y sus secuaces. Si después de toda esta mierda que estamos soportando durante 6 años, nueve millones de españoles aún  siguen votando y dando posibilidades de gobernar a Mariano Rajoy; es hora de decir a España "Sayonara Baby" y mandar a todos a tomar por saco, que supuestamente a la mayoría de los votantes del Partido Popular, de Coalición Canaria y Partido Socialista Andaluz es lo que más les agrada, flagelándolos, al mismo tiempo. con el látigo divino de San Pompidio Martir.

Todo este entramado de corrupción está muy lejos de tocar fondo. La raíz del problema está en el propio pueblo que cada día acepta con más normalidad los saqueos a las arcas de las instituciones públicas. La justicia actúa con mucha lentitud, los procedimientos se alargan “sine die” y sólo uno de cada diez políticos corruptos entran en prisión.

El pasotismo de los españoles ha llegado a tal grado de indignidad que, aun estando en la cola del comedor social y trabajando como un paria 10 horas diarias y con el salario del miedo de menos de 800 euros al mes, somos capaces de ir diciendo, tan campante, aquello de “virgencita que me quede como estoy que soy un privilegiado porque por lo menos puede pagar la hipoteca o el alquiler”, a sabiendas que si no es por la ayuda de padres o suegros que, con su exigua pensión, pagan los gastos de sus hijos y la gasolina del coche que se cae de puro viejo y no ve la posibilidad de cambiarlo, a menos que sea por una patineta, estarían viviendo debajo del puente

Mientras tanto, con lo datos en la mano del último informe de Caritas Diocesana, la pobreza severa alcanza a más de 10 millones de españoles y la exclusión social a más de 15 millones. Con todo esto, en la cámara de los diputados nadie parece estar por solucionar el problema, apenas maquillan cuatro leyes y poco más. La vida sigue igual,  la misma reforma de la ley laboral que hizo el PP con mayoría absoluta está vigente, la ley mordaza, los despidos a la carta y los desahucios exprés lo mismo que hace dos años. Dramáticamente solo nos hemos superado aumentando los suicidios, que hemos pasado de 9 a 10 diariamente, con lo que superamos con creces las muertes por accidentes de vehículos.

Que una amplia mayoría de votantes (más de 9,5 millones de) digan que seguirán votando al Partido Popular nos confirma que el pasotismo de los 15 millones de ciudadanos. mayores de 18 años, que prefieren el sillón a las urnas tendrán que empezar a pensar en levantar sus posaderas de tan cómoda poltrona doméstica y salir a las urnas a confirmar que un cambio que regenere la política actual es posible.

 La estupidez de Pablo Iglesias Turrión parece no tiene límites, teniendo en cuenta que fue cómplice directo de Mariano Rajoy, propiciando su investidura al rechazar la de Pedro Sánchez, ahora nos viene con una moción de censura contra el Gobierno alegando la misma corrupción que ya tenía el 4 de marzo de 2016.

Aquí da la sensación que Pablo Iglesias piensa que los españoles, todos, somos gilipollas y tenemos memoria de mosquito y que él es el que está iluminado por la llama divina para salvar el país de tanto chorizo mamón. La tontuna del famoseo parece haber hecho mella en la mente del joven de la coleta y le gusta más un show mediático que a un niño un helado de chocolate y fresa, no se extrañen de verlo, cualquier día de estos, por la cinco en Sálvame de Luxe. ¿apuestan algo?