Log in
Sin imágenes

2016 el desencanto político

  • Published in Política

EL BAR DE PEPE

Hacer una cronología política del año 2016, es hacerlo desde la convicción del desencanto de millones de españoles con los actores de ese recinto situado en la madrileña Carrera de San Jerónimo cada día más parecido a la carpa de un circo.

Los políticos, todos en general, han supuesto el mayor fiasco para los que creíamos que un cambio de rumbo podría ser posible. Incluso con los datos de las elecciones del 20 de diciembre del 2015 pensábamos que ese cambio ere inevitable, que había llegado el momento de ver cómo se las apañaría la izquierda española.

La ansiada unión de todos los partidos del ámbito de la izquierda solidaria, con el sólo objetivo de echar de la Moncloa a Mariano Rajoy y desalojar al Partido Popular del gobierno español, debería haber supuesto el mayor acicate para llegar acuerdos que nos llevasen a conseguir los objetivos propuestos.

La historia ya la sabemos todos e inútil es volver a recordar los hechos que motivaron la ruptura de esa posible unión, siempre nos quedará en la retina de nuestros ojos y en la memoria la imagen de Pablo Iglesias negando, junto con Mariano Rajoy, la investidura de Pedro Sánchez como presidente del gobierno de España en la XII legislatura.

La poca ilusión y esperanza que teníamos millones de españoles en asistir como protagonistas del cambio generacional de la política española, se vio truncada, cercenada, por la ambición de los de siempre. Unos y otros echándose las culpas, unos y otros vomitando la bilis de la corrupción enquistada en el circulo cromático del parlamento español, que ha empezado aumentando, con premeditación y alevosía, un 28% la financiación a sus respectivos partidos políticos mientras que las pensiones se quedan igual de miserables.

Nos mienten. El aparato propagandístico del régimen sigue engañando a incautos que creen en esa recuperación ficticia de la economía y al mismo tiempo que Mariano o Soraya nos dicen que la crisis ha pasado a ser historia, olvidan que 3 millones de niños pasan hambre y que las cifras del desempleo lejos de disminuir avanzan por culpa de la estructura laboral que ha propiciado un gobierno que solo ha gobernado mirando los intereses de los empresarios. El espejismo del aumento los contratos estercoleros especialmente diseñados para la contratación de personal eventual, por horas, e incluso por fracciones de horas, es normal en las fechas de mayo y noviembre. Las campañas de las vacaciones y la navidad dan ocupación a mano de obra barata, mal retribuida, pero que salva la coyuntura estacional de la hostelería y el comercio.

Por otro lado el aumento en un 8% del salario mínimo interprofesional que se coloca en 707.60 € mes, sabemos que es otro engaño que trata de “contentar” al pueblo, lavando la cara del Psoe y Cs que presumen de haber logrado un “máximo histórico” de 52 € más al mes sobre el ya ridículo y trasnochado salario español. Todo esto se traduce en un salario mínimo anual de 9.906,40 € con un modelo de 14 pagos. El SMI diario quedaría en 23,59 euros.

O sea que un trabajador con un contrato eventual por horas no llegará nunca a cobrar esa cantidad, aunque realmente trabaje las 8 horas diarias de lunes a viernes y algún sábado de por medio.

 La explotación del trabajador, que se ve obligado aceptar cualquier condición impuesta por el empresario con tal de conseguir un mini sueldo aunque sea a costa de esclavizarse, es práctica habitual.

El crecimiento económico del que tanto alardea el gobierno de Mariano Rajoy está a años luz de la realidad de los ciudadanos que ven como día a día se hace patente que España es un país de pobres, donde la llamada “clase media” va desapareciendo y apareciendo otra nueva forma de vivir marcada por la pobreza, aferrándose a la pobreza para no caer en la miseria. La prueba está en un dato fiable: Antes se necesitaban tres nominas para pagar un pensionista hoy se necesitan 7 y no llegan. La precariedad laboral es tan alta que los propios empresarios utilizan el chantaje, amenazando con el despido automático aquellos trabajadores que se niegan a doblegarse a una jornada mayor sin retribuciones. Los primeros datos sobre la venta en la campaña de navidad y reyes no dicen que ha disminuido en más de un 25% de promedio en relación con el año 2015.

Otros datos provenientes de Caritas (totalmente fiables ya que son la Ong´s que está más cercana a la pobreza) nos dice que el aumento de demandantes de ropa y juguetes ha superado todas las previsiones. Personas no encuadradas en sus listados como pertenecientes al sector de exclusión social, la mayor parte con “trabajo estercolero”, cobrando menos de 500 € mes no les queda más remedio que acudir en busca de ayuda a esta organización diocesana.

Siguen dando la espalda a la realidad y en este asunto parece que están todos de acuerdo; ojos que no ven y oídos que no escuchan es igual a corazón que no padece.

La patética visión de la vida política española la podíamos resumir haciendo esta sipnosis:

Rajoy mirando su apestoso ombligo, la gestora clamando por Susana, Pablo pidiendo consejos a un tronco de árbol, Albert limpiando la levita de Mariano, y los demás cada uno por su lado y el que no se haya escondido tiempo ha tenido…