Log in
Sin imágenes

Pérez Tapias como referente. No a su integración en la ejecutiva

  • Published in Política
{mosimage}Antonio Aguado Suárez. Militante del Partido Socialista Canario –PSOE- y cofundador de Izquierda Socialista
 
José Antonio Pérez Tapias y sus plataformas de apoyos, hemos luchado en el proceso de primarias en contra de muchas adversidades, pero pudo (pudimos) conseguir unos apoyos muy importantes e interesantes, que si se saben administrar con responsabilidad y eficacia, serían significativos para lograr que más pronto que tarde, el PSOE pueda dar un giro a la izquierda y esté dirigido por una Izquierda Socialista refundada (él mismo ha empezado a utilizar la expresión Socialistas de Izquierda y ha dejado muy claro, cuando se lo han preguntado, que efectivamente en la actualidad, hay socialistas de derecha).
Fuimos muchos quienes cuando iniciamos Izquierda Socialista, lo hicimos con esa idea y aspiración, algunos lamentablemente se han quedado en el camino, siendo entre todos el compañero y maestro Luís Gómez Llorente, nuestro  principal referente.

Aquí en Canarias y en su momento, fue donde Izquierda Socialista, estuvo más fuerte y con una mayor presencia y consistencia orgánica, hasta el punto de llegar a ganar con el 52% de los votos un congreso regional celebrado en 1986, para la elección de los miembros del Comité Federal y de los tres representante a elegir, dos: Ramón Álvarez Braum y Carmelo Padrón Díaz, fueron de la Corriente Izquierda Socialista.

Carmelo Padrón, socialista de mucho arraigo y gran fuerza moral en toda Canarias, abandonó la Corriente Izquierda Socialista desde hace mucho tiempo, pero aún continua en el PSOE y se incorporó de forma entusiasta a la plataforma de apoyo a Pérez Tapias.

Ramón Álvarez Braum, decepcionado abandonó la Corriente y el Partido, aunque hasta el fin de su vida, no dejó ni un solo minuto de ser un autentico socialista, de los mejores con los que he tenido la suerte de compartir militancia comprometida y al margen de intereses que no fueran generales y por lograr una sociedad mas libre y justa.

Ahora en éste fin de semana, el nuevo secretario general Pedro Sánchez, presentará y será elegida una nueva ejecutiva y con toda probabilidad apelando a expresiones impactantes e importantes como “unidad”, querrá contar con la presencia del compañero José Antonio Pérez Tapias.

Para quienes en otras zonas lo desconozcan, la “unidad” de quienes apoyaban a Pedro Sánchez en la agrupación más importante de Canarias (Las Palmas de Gran Canaria), con todo el aparato incluido su secretario general y diputado Sebastián Franquis, que encabezaba la candidatura para delegados en contra de la otra de Juan Fernando López Aguilar, más integradora de afiliadas y afiliados en sintonía con Eduardo Madina y Pérez Tapias, la ejercieron (y ganaron las elecciones con el 60% de los votos), utilizando practicas (denominándolas suavemente) poco éticas, entre otras, incorporar a un indeseable tránsfuga que trajo consigo a más de 200 nuevos afiliados y a quienes descaradamente les repartía las (sus) papeletas de votación. Todo esto ha venido (y continua) saliendo diariamente en los medios de comunicación, incluido con suplementos en los periódicos de más tirada en las islas. O sea que aquí lo de la “unidad” en absoluto se hizo efectiva.

La realidad del Partido es que de un tiempo a esta parte, debido a la acumulación cada vez de más poder, se ha ido desvirtuando y degradando. El espectro ideológico de socialdemócratas y socialistas ortodoxos (pablistas) como Izquierda Socialista, que enriquecía con los debates y posicionamientos políticos la vida ideológica y orgánica del PSOE, ha desaparecido con la llegada de tantos advenedizos y la salida por decepción de tantas buenas y buenos socialistas y la conformación de una gran parte de amorfos (incluidos militantes veteranos, que estaban encuadrados entre los primeros y para mantenerse en sus cargos, han tirado por la borda muchos  de sus ideales).

Ahora más que nunca hace falta recuperar los valores de la izquierda, bien expuestos y defendidos por el compañero Pérez Tapias, ante los otros dos candidatos, fundamentalmente Pedro Sánchez, que ofertó a Eduardo Madina su integración en la nueva ejecutiva, pero que dignamente declino argumentando una realidad, como que tenía un  proyecto diferente del ganador. Sin duda éste ejercicio de coherencia, sinceridad y honestidad del compañero Eduardo Madina, le ha hecho merecedor de una mayor estima y consideración.

Tal y como se están manifestando muchos barones regionales, lo más probable es que el compromiso de las primarias abiertas para la elección del candidato a la presidencia del gobierno, se haga realidad, pero como pretenden, con un solo candidato: Pedro Sánchez y que sea elegido prácticamente por aclamación. Eso como se puede comprender no son realmente unas primarias y es que para que si lo sean, se necesita al menos dos candidatos. Pérez Tapias dejó muy claro que si el salía elegido secretario general, no concurriría a esas primarias, pero como no fue así y para al respecto forzar la celebración de unas autenticas primarias, ahora puede y debe presentarse a las mismas, con la particularidad  de que al ser abiertas a la participación también de los simpatizantes, sus posibilidades serian mayores, máxime recordando el debate entre los tres candidatos, que tuvo en él un claro ganador. Ya no es un desconocido y su imagen ha salido fortalecida, para hacerle frente a ésta nueva situación y sobre todo para refundar y renovar a Izquierda Socialista y que sea alternativa al oficialismo existente, responsable del deterioro y declive que el PSOE está padeciendo.   

En septiembre de 2010, comprobando precisamente ese deterioro y declive, debido a la nefasta segunda legislatura de Zapatero, propuse  a Pérez Tapias como candidato federal alternativa al oficialismo, no se aprobó la referida propuesta y si lo hubiéramos hecho desde aquel entonces, podía  haber sido nuestro referente y conocido entre la militancia del Partido y la Sociedad.

En la reunión de la Coordinadora Federal de Izquierda Socialista, del pasado 31 de mayo donde salió elegido como candidato a la secretaria general, por escrito, le propuse pero como candidato a la presidencia del gobierno y a Beatriz Talegon, para la secretaria general, ahora se trataría de retomar esa propuesta en  la seguridad de que sería el mejor de los candidatos y con un proyecto realmente de izquierda, la única esperanza del PSOE, para hacerle frente con bastantes garantías a ésta derecha cada vez más reaccionaria e involucionista.

Espero que por el bien de Izquierda Socialista y del Partido en su conjunto, pero sobre todo por las ciudadanas y ciudadanos a quienes nos debemos, no nos dejemos (como otras veces) obnubilar por los cargos y seamos consecuentes defendiendo un proyecto realmente de izquierda que sin lugar a dudas y con todo respeto nos diferencia del oficialista, representado en esta ocasión por Pedro Sánchez.