Log in
Sin imágenes

Política Social

Política Social

Las familias de Toledo 15 merecen dignidad y justicia

Tras el desastre de la mala gestión del antiguo alcalde de Parla, Tomás Gómez, del “nuevo PSOE”, más de 250 vecinas y vecinos sobreviven con la luz cortada por Iberdrola, debido a la deuda en los pagos, una situación gravísima que al actual alcalde del PP, Luis Martínez Hervás, parece no afectarle, que no tiene reparos en su católica conciencia para abandonar a todas estas familias, donde hay menores, personas mayores y gente enferma.

  • Escrito por Francisco González Tejera
  • Categoría: Política Social
  • Visto: 460

La masculinidad evolucionada

Que el mundo contemporáneo es, desde el punto de vista humanitario, muy cuestionable resulta evidente a poco que tengamos en consideración los múltiples informes que realizan organizaciones comprometidas con el cumplimiento de los Derechos Humanos.

  • Escrito por Xavier Aparici
  • Categoría: Política Social
  • Visto: 434

Despilfarros de dinero público

La Federación de Colectivos de Telde tiene pinta de ser algo serio. A fin de cuentas (Teldeactualidad, 29 de agosto) se compromete con una función social.

  • Escrito por Nicolás Guerra Aguiar
  • Categoría: Política Social
  • Visto: 657

Marx llevaba bastante razón

Como consecuencia del enorme dominio que las fuerzas conservadoras tienen en los mayores medios de difusión y comunicación, incluso académicos, en España (incluyendo Catalunya), el grado de desconocimiento de las distintas teorías económicas derivadas de los escritos de Karl Marx en estos medios es abrumador. Por ejemplo, si alguien sugiere que para salir de la Gran Recesión se necesita estimular la demanda, inmediatamente le ponen a uno la etiqueta de ser un keynesiano, neo-keynesiano o “lo que fuera” keynesiano. En realidad, tal medida pertenece no tanto a Keynes, sino a las teorías de Kalecki, el gran pensador polaco, claramente enraizado en la tradición marxista, que, según el economista keynesiano más conocido hoy en el mundo, Paul Krugman, es el pensador que ha analizado y predicho mejor el capitalismo, y cuyos trabajos sirven mejor para entender no solo la Gran Depresión, sino también la Gran Recesión. En realidad, según Joan Robinson, profesora de Economía en la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido, y discípula predilecta de Keynes, este conocía y, según Robinson, fue influenciado en gran medida por los trabajos de Kalecki.

Ahora bien, como Keynes es más tolerado que Marx en el mundo académico universitario, a muchos académicos les asusta estar o ser percibidos como marxistas y prefieren camuflarse bajo el término de keynesianos. El camuflaje es una forma de lucha por la supervivencia en ambientes tan profundamente derechistas, como ocurre en España, incluyendo Catalunya, donde cuarenta años de dictadura fascista y otros tantos de democracia supervisada por los poderes fácticos de siempre han dejado su marca. Al lector que se crea que exagero le invito a la siguiente reflexión. Suponga que yo, en una entrevista televisiva (que es más que improbable que ocurra en los medios altamente controlados que nos rodean), dijera que “la lucha de clases, con la victoria de la clase capitalista sobre la clase trabajadora, es esencial para entender la situación social y económica en España y en Catalunya”; es más que probable que el entrevistador y el oyente me mirasen con cara de incredulidad, pensando que lo que estaría diciendo sería tan anticuado que sería penoso que yo todavía estuviera diciendo tales sandeces. Ahora bien, en el lenguaje del establishment español (incluyendo el catalán) se suele confundir antiguo con anticuado, sin darse cuenta de que una idea o un principio pueden ser muy antiguos, pero no necesariamente anticuados. La ley de la gravedad es muy, pero que muy antigua, y sin embargo, no es anticuada. Si no se lo cree, salte de un cuarto piso y lo verá.

La lucha de clases existe

Pues bien, la existencia de clases es un principio muy antiguo en todas las tradiciones analíticas sociológicas. Repito, en todas. Y lo mismo en cuanto al conflicto de clases. Todos, repito, todos los mayores pensadores que han analizado la estructura social de nuestras sociedades –desde Weber a Marx- hablan de lucha de clases. La única diferencia entre Weber y Marx es que, mientras que en Weber el conflicto entre clases es coyuntural, en Marx, en cambio, es estructural, y es intrínseco a la existencia del capitalismo. En otras palabras, mientras Weber habla de dominio de una clase por la otra, Marx habla de explotación. Un agente (sea una clase, una raza, un género o una nación) explota a otro cuando vive mejor a costa de que el otro viva peor. Es todo un reto negar que haya enormes explotaciones en las sociedades en las que vivimos. Pero decir que hay lucha de clases no quiere decir que uno sea o deje de ser marxista. Todas las tradiciones sociológicas sostienen su existencia.

Las teorías de Kalecki

Kalecki es el que indicó que, como señaló Marx, la propia dinámica del conflicto Capital-Trabajo lleva a la situación que creó la Gran Depresión, pues la victoria del capital lleva a una reducción de las rentas del trabajo que crea graves problemas de demanda. No soy muy favorable a la cultura talmúdica de recurrir a citas de los grandes textos, pero me veo en la necesidad de hacerlo en esta ocasión. Marx escribió en El Capital lo siguiente: “Los trabajadores son importantes para los mercados como compradores de bienes y servicios. Ahora bien, la dinámica del capitalismo lleva a que los salarios –el precio de un trabajo- bajen cada vez más, motivo por el que se crea un problema de falta de demanda de aquellos bienes y servicios producidos por el sistema capitalista, con lo cual hay un problema, no solo en la producción, sino en la realización de los bienes y servicios. Y este es el problema fundamental en la dinámica capitalista que lleva a un empobrecimiento de la población, que obstaculiza a la vez la realización de la producción y su realización”. Más claro, el agua. Esto no es Keynes, es Karl Marx. De ahí la necesidad de trascender el capitalismo estableciendo una dinámica opuesta en la que la producción respondiera a una lógica distinta, en realidad, opuesta, encaminada a satisfacer las necesidades de la población, determinadas no por el mercado y por la acumulación del capital, sino por la voluntad política de los trabajadores.

De ahí se derivan varios principios. Uno de ellos, revertir las políticas derivadas del domino del capital (tema sobre el cual Keynes no habla nada), aumentando los salarios, en lugar de reducirlos, a fin de crear un aumento de la demanda (de lo cual Keynes sí que habla) a través del aumento de las rentas del trabajo, vía crecimiento de los salarios o del gasto público social, que incluye el Estado del bienestar y la protección social que Kalecki define como el salario social.

Mirando los datos se ve claramente que hoy las políticas neoliberales realizadas para el beneficio del capital han sido responsables de que desde los años ochenta las rentas del capital hayan aumentado a costa de disminuir las rentas del trabajo (ver mi artículo “Capital-Trabajo: el origen de la crisis actualen Le Monde Diplomatique, julio 2013), lo cual ha creado un grave problema de demanda, que tardó en expresarse en forma de crisis debido al enorme endeudamiento de la clase trabajadora y otros componentes de las clases populares (y de las pequeñas y medianas empresas). Tal endeudamiento creó la gran expansión del capital financiero (la banca), la cual invirtió en actividades especulativas, pues sus inversiones financieras en las áreas de la economía productiva (donde se producen los bienes y servicios de consumo) eran de baja rentabilidad precisamente como consecuencia de la escasa demanda. Las inversiones especulativas crearon las burbujas que, al estallar, crearon la crisis actual conocida como la Gran Depresión. Esta es la evidencia de lo que ha estado ocurriendo (ver mi libro Ataque a la democracia y al bienestar. Crítica al pensamiento económico dominante, Anagrama, 2015)

De ahí que la salida de la Gran Crisis (en la que todavía estamos inmersos) pase por una reversión de tales políticas, empoderando a las rentas del trabajo a costa de las rentas del capital. Esta es la gran contribución de Kalecki, que muestra no solo lo que está pasando, sino por dónde deberían orientar las fuerzas progresistas sus propuestas de salida de esta crisis, y que requieren un gran cambio en las relaciones de fuerza Capital-Trabajo en cada país. El hecho de que no se hable mucho de ello responde a que las fuerzas conservadoras dominan el mundo del pensamiento económico y no permiten la exposición de visiones alternativas. Y así estamos, yendo de mal en peor. Las cifras económicas últimas son las peores que hemos visto últimamente.

Vicenç Navarro 

Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y ex Catedrático de Economía. Universidad de Barcelona

 

 

  • Escrito por Vicenç Navarro
  • Categoría: Política Social
  • Visto: 882

Extorsión legal

EL BAR DE PEPE

Son 27 millones los españoles que se encuentran incluidos en los famosos listados de “morosos”. La perversa complicidad con la que actúan estos registros de “impagados”, amparados por el silencio tácito de la ley, ha hecho que muchos afectados estén pasando un  trauma que en muchos casos ha derivado en una depresión e incluso en un posible suicidio inducido.

  • Escrito por Joaquín Hernández
  • Categoría: Política Social
  • Visto: 890

El Fútbol, el Patriotismo y un señor de Pontevedra…

Vaya por delante que me gusta el fútbol a rabiar, lo he practicado y he sido entrenador  bastantes años de mi vida, siempre en escalafones  de base:
Anoche  disfrute del partido, final de la copa de Europa, del tremendo espectáculo  visual que se nos ofreció, con toda clase de lujos y boatos.

  • Escrito por Antonio Criado
  • Categoría: Política Social
  • Visto: 950

Plataformas versus políticos: una cuestión de legitimidad

Se acaba un mayo más de luchas sociales a este lado de las plataformas, un mes más de tomaduras de pelo, argucias, renuncios, engaños y subterfugios variados de sus señorías los de la clase política, para acabar en el mismo sitio en el que estábamos el mes anterior, esto es, cabreados, cansados y con muy pocos resultados que ofrecer a los sufridos ciudadanos que nos demandan ayuda.

Las señales del Apocalipsis: El Armagedón

Por más que no lo deseamos; salvo los gobernantes y poderes dominantes recuperen la cordura, el mundo se encuentra ante un enorme estado de confusión y desorden (caos), de consecuencias impredecibles; mientras, se distrae a sus pobladores, a través de conflictos bélicos creados y/o diseñados desde despachos y/o laboratorios, Irak, Afganistán, Libia, Siria, Líbano, Somalia, Irán, Sudán, etc. (1);

  • Escrito por Juan Fco. Ramírez (Analista Político e Investigador)
  • Categoría: Política Social
  • Visto: 1153

Discrepancias y lealtades

Aunque hay que celebrar el que, cada vez más, se transmita el desarrollo de las actividades parlamentarias por los medios de comunicación pública, lo que, demasiado a menudo, traslucen las intervenciones y debates de las y los diputados en sus comparecencias, es, penosamente, una mezcla de retóricas huecas y de medias verdades, una sarta de lugares comunes encadenados en un habitual diálogo de sordos, que produce, cuando no el aburrimiento, el hartazgo.

  • Escrito por Xavier Aparici Gisbert
  • Categoría: Política Social
  • Visto: 1049

¿Por qué no privatizamos la política también?

Eloy Cuadra.- Viendo el escándalo de la empresa privada que gestiona el comedor del albergue de personas sin hogar de Santa Cruz de Tenerife, subcontratada a su vez por otra empresa privada que gestiona el albergue entero, y viendo cómo desde el Ayuntamiento nadie parecía saber nada de lo que allí pasaba, cuando hoy ya casi todo está privatizado en nuestras vidas, de repente me he dicho:

  • Escrito por Eloy Cuadra
  • Categoría: Política Social
  • Visto: 1004

Africa bashing

Teodoro Nelson

“Si yo no hubiera nacido en Nigeria y si mi impresión sobre África procediera de las imágenes populares, también creería que África es un lugar de hermosos paisajes y animales y gente incomprensible, que libran guerras sin sentido y mueren de pobreza y SIDA, incapaces de hablar por sí mismos, esperando ser salvados por un extranjero blanco y gentil”  -Chimamanda Ngozi Adichie

{mosimage}La visión que se mantiene hoy día sobre el África actual es la visión puramente colonialista, donde Europa representa la luz y la civilización mientras África es vista como la oscuridad y la barbarie.

  • Escrito por Teodoro Nelson
  • Categoría: Política Social
  • Visto: 1062

La Plataforma por la Dignidad busca personas para trabajar

{mosimage}Eloy Cuadra.- ¿Les suena la Plataforma por la Dignidad? Es un grupo que se formó en Santa Cruz de Tenerife a principios del 2011, cuando unos cuantos ciudadanos indignados por la muerte de varios señores sin hogar en la capital en total y aparente abandono, decidieron juntarse en una plataforma que dignificara la vida de las personas que en la calle vivían.
 
Desde entonces hasta la fecha, muchas denuncias de indignidades y vulneraciones de derechos, muchas propuestas, proyectos e iniciativas y también mucha ayuda directa a familias en situación precaria. Cierto es que muchas batallas no se ganaron, que muchas propuestas e iniciativas fueron silenciadas o rechazadas, y aunque a algunas familias hemos ayudado, nunca llegamos a lo que hubiéramos querido, no tanto, no suficiente.
 

La fiebre del cobre

José M. Balbuena Castellano

{mosimage}Estamos en una época de crisis, de robos, de estafas, y todo tipo de pillerías que se prodigan, no esporádicamente, sino con una frecuencia inusitada. Unos tratan de justificar la creciente delincuencia alegando que se debe al mundo tan desigual que tenemos, en el que unos pocos, que se estima en un 20 o 30 por ciento de la población mundial, acaparan la mayor riqueza  y el resto se las ve y se las desea para sobrevivir. 

  • Escrito por JOse Manuel Balbuena
  • Categoría: Política Social
  • Visto: 526

"Imaginemos que Patricia Hernández..."

 
Eloy Cuadra.- Hoy les propongo un ejercicio de imaginación sobre un asunto controvertido que les resultará seguro muy ilustrativo. Les voy a pedir que imaginen a la señora Vicepresidenta del Gobierno de Canarias y Consejera de Asuntos Sociales, la muy voluntariosa y dispuesta Patricia Hernández, en una tesitura un tanto delicada.
 
¿La conocen no? Sí, esa joven lideresa del PSOE en Canarias, pelirroja, elegante, no muy alta, que anda muy empeñada en poner solución al tema de la pobreza en Canarias. Pues bien, imaginemos. Imaginemos que un día de repente deja de ser Vicepresidenta, y por circunstancias, las cosas empiezan a irle mal. Ojo, esto es sólo un ejercicio de imaginación, nada más lejos de la realidad. Líbreme Dios de desearle algún mal a nuestra Vicepresidenta. Sólo estamos imaginando.
  • Escrito por Eloy Cuadra
  • Categoría: Política Social
  • Visto: 619

Recordando el No de Canarias a la OTAN treinta años después

Francisco Morote Costa. Comisión Ciudadana por la Paz, en los años 80

{mosimage}El próximo 12 de marzo de 2016 conmemoraremos el treinta aniversario del referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN que concluyó con la victoria del Sí, con ciertas condiciones, a la permanencia. Sin embargo, en Canarias, al igual que en Cataluña, Euskadi y Navarra, la respuesta mayoritaria fue el No.

  • Escrito por Francisco Morote
  • Categoría: Política Social
  • Visto: 416

Muestras de incivismo que no se corrigen

José M. Balbuena Castellano

{mosimage}Les voy a hablar de la capital de la isla y de la provincia. Y sobre un barrio concreto: la Vega de San José, que como su nombre indica, en tiempos pasados fue una excelente campo de cultivo donde se plantaban principalmente plataneras. Podría haber elegido otro barrio, pero este concretamente es el que más conozco y creo que pueda servir de ejemplo para lo que tengo que decir.

  • Escrito por JOse Manuel Balbuena
  • Categoría: Política Social
  • Visto: 446