Log in
Sin imágenes

La explotación sexual esclavista en Canarias

  • Published in Política Social

Según recoge la agencia de noticias "europa press" y publicada por el periódico "El Día":  "La prostitución y la trata son fenómenos interconectados en Canarias en la actualidad y las mujeres reclutadas son o han sido víctimas de violencia machista por parte de sus parejas o exparejas, demandantes, proxenetas o algún familiar (padre o hermano).

Así se desprende de la primera fase del estudio sobre la prostitución de mujeres en las islas que lleva a cabo la Universidad de La Laguna (ULL) a propuesta del Instituto Canario de Igualdad con el objetivo de conocer la realidad de esta forma de violencia de género, y poder fijar estrategias y medidas de actuación.

El primer informe de la investigación se ha centrado en la realización de entrevistas en profundidad a mujeres en situación de prostitución o que la han abandonado en las siete islas, así como en la experiencia de los profesionales que intervienen directa o indirectamente en contextos prostitucionales.

En la segunda fase del estudio, prevista para 2017, se prevé abordar la percepción de la ciudadanía y, también, la de los demandantes de prostitución.

Según este documento, la prostitución en Canarias refleja un fenómeno complejo, normalizado socialmente y generizado, es decir, el factor de riesgo para ser prostituida es ser mujer, y son las mujeres y niñas las que están en prostitución y los hombres los que demandan.
En el estudio, dirigido por Esther Torrado, se indica que Canarias, por su consideración de región ultra periférica e intercontinental y por el aumento de las migraciones irregulares en esta última década, se ha convertido en uno de los lugares de destino del tráfico y trata de mujeres con fines de explotación sexual.

Asimismo, se indica que el turismo de masas de sol y playa y los conflictos existentes en Oriente Medio, han convertido al archipiélago en una zona de ocio y demanda prostitucional, con un aumento de ambas.

PERFIL SOCIODEMOGRÁFICO
Mujer, mayoritariamente de origen extranjero --aunque también hay mujeres canarias en situación de prostitución--, con hijos e hijas a cargo o responsabilidades familiares no compartidas y alta vulnerabilidad económica, son las principales características de las mujeres prostituidas que, en el 100% de los casos fueron engañadas, reclutadas en España, explotadas sexualmente mediante la coacción y obligadas a prostituirse en contra de su voluntad.

Se da asimismo una alta incidencia de abusos o acoso sexual en la infancia de las mujeres entrevistadas, que se encuentran en situación irregular y proceden de familias con escasos recursos económicos y escasa formación académica.

Una minoría entró en prostitución por problemas de salud mental o drogas, y la mayoría de las mujeres en esta situación quieren abandonar la prostitución.

Redes de tráfico de personas, familia, paisanos, redes de amistad femeninas o 'loverboys' (proxenetas jóvenes que seducen a mujeres convirtiéndose en un falso novio para, posteriormente, explotarlas sexualmente), son las principales vías para reclutar a mujeres, según se indica en el documento, que señala la alta movilidad de las mujeres en prostitución.

Así, se da una movilidad interna, con rotaciones de mujeres desde islas capitalinas a las no capitalinas, y otra externa, del archipiélago a zonas turísticas de la Península y también a países europeos.

En Canarias se da una disminución de la prostitución en la calle, que aumenta en pisos y clubes, lo que supone una mayor vulnerabilidad de las mujeres porque tanto la policía como las ONG tienen restringido el acceso a estos locales.

Asimismo, se observa una bajada de precios, lo que implica aumento de horas de actividad y menos ingresos, un incremento de las prácticas violencias y de riesgo, así como de la violencia en mujeres de edad avanzada y de origen subsahariano, lo que denota una nueva forma de activismo racista de tipo violento en el sistema prostitucional altamente sexista y misógino con mujeres en situación de desventaja social.

CONSEJO CANARIO DE IGUALDAD DE GÉNERO

El documento que recoge la primera fase de la investigación sobre la prostitución en Canarias fue presentado este miércoles en la reunión del Consejo Canario de Igualdad de Género, órgano de consulta del Instituto Canario de Igualdad y de participación de organizaciones de mujeres y hombres, entidades de iniciativa social y agentes sociales.

Las personas asistentes a la reunión adoptaron un acuerdo, que será elevado al Consejo de Gobierno de Canarias, en el que manifiestan su preocupación por la situación de la prostitución en Canarias y la falta de atención de los poderes públicos a este fenómeno hasta el momento, pese a ser considerado una forma de violencia de género en la Ley 16/2003 de Prevención y Protección Integral de las Mujeres contra la violencia de Género.

Asimismo, instan a promover la continuidad de este estudio, destinado a la implantación de un Plan Canario de Intervención ante la Prostitución de Mujeres, con el objetivo de tener finalizada la investigación en el año 2017".

Del avance de este estudio, podemos concluir, que LA EXPLOTACIÓN SEXUAL ESCLAVISTA EN CANARIAS que se denuncia,  es una consecuencia de la opresión colonial de un modelo económico y político impuesto a las Islas: Saturación turística que se sustenta en una cada vez mayor desigualdad social, al necesitar una mayor masa trabajadora subalterna y en condiciones de precariedad, con un gran ejército de desempleados para ello; depredación del suelo para fines constructivos y especulativos, aniquilando suelos productivos de alimentos, llevándonos a una dependencia alimentaria del exterior; área de bajísima fiscalidad y facilidades para la elusión de pagar impuestos con arreglo a la capacidad económica; y el sometimiento, a través de pactos de vasallaje, de los gobiernos españoles y los EEUU, para la militarización del Archipiélago Canario, como gran base aeroportuaria y de entrenamiento de la OTAN para las guerras de agresión y ocupación de las potencias imperialistas occidentales, sobre todo en el continente africano. Desenvolviéndose las relaciones sociales de producción en un contexto antidemocrático en las Islas, con una farsa de sistema representativo (inicuos topes electorales para acceder al parlamento canario) de autonomía otorgada.