Log in
Sin imágenes

Carta abierta al alcalde de Tejeda

Federación ecologista Ben Magec- Ecologistas en Acción

{mosimage}Recientemente el consistorio de Tejeda conseguía los permisos por parte de Patrimonio Histórico del Cabildo de Gran Canaria para un proyecto de iluminación artificial del Roque Bentayga. Frente a las reacciones en contra de colectivos sociales, ecologistas y amantes de la naturaleza, el Alcalde de Tejeda ha salido diciendo que los “ecologistas son unos tocanarices”, insultando  así a una parte de la ciudadanía canaria preocupada por su entorno, como si el citado roque fuera, en algún caso, de su propiedad.

Desde la Federación ecologista canaria Ben Magec- Ecologistas en Acción queremos contestarle:

El Roque Bentayga está en el corazón de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria desde 2005. Hay directivas de la Unesco sobre la calidad del cielo nocturno y el derecho de los ciudadanos a ver las estrellas, que si bien al ser normativas y no directivas no son de obligado cumplimiento, se están tomando muy en serio en islas como La Palma o Fuerteventura, donde de manera muy inteligente se está apostando por el turismo astronómico - respetuoso- que es un mercado en auge y que podría generar economía en el municipio. Aunque el Roque Bentayga jurídicamente no es monumento natural sí es un hito geológico con varias declaraciones de protección al estar dentro del Parque Rural del Nublo, La Reserva de la Biosfera y ser un Bien de Interés Cultural en categoría de zona arqueológica. Recientemente acaba de entrar en la lista indicativa propuesta por el Estado Español como “Espacios Sagrados de Montaña de Gran Canaria”, para su inclusión como patrimonio mundial de la Unesco. Sobra decir que desde el punto de vista patrimonial la iluminación desvirtúa totalmente este enclave tan singular pues no fue concebido por los aborígenes como espacio de culto para ser iluminado.

 Ni el Bentayga ni el Nublo son propiedad del Alcalde, tal y como dan cuenta los reconocimientos y figuras de protección anteriormente citados, son un símbolo universal, patrimonio de todos los canarios y canarias, y por tanto todos los ciudadanos/as tenemos derecho en igualdad de condiciones a opinar sobre lo que les afecte, frente a la idea caciquil del citado cargo público que considera que sólo él puede decidir sobre lo que pasa en "su finca". Los y las ecologistas representamos a un sector de la sociedad cuya opinión es tan válida como la del Alcalde en lo que se refiere a la protección y las intervenciones referidas a cuestiones medioambientales y de patrimonio.

Pero sobre todo, invitamos al señor Alcalde a que presente públicamente a los vecinos y vecinas del municipio al que representa las facturas de lo que han costado los tres ensayos de iluminación que se han hecho hasta ahora -además del gasto de combustible y en costes de luz que este proyecto de iluminación supone-, así como el coste total del proyecto definitivo, en un gesto de verdadera transparencia en la gestión, a ver qué opinan sus paisanos y representados al respecto de tal gasto público.

 Esta intervención supondrá una grave afección ambiental y paisajística, por el ruido que producen los generadores y por la contaminación lumínica que afectará a la abundante fauna nocturna que nidifica y descansa en la zona, así como el daño al paisaje natural y cultural que causará. La cuenca de Tejeda cuenta probablemente  con el cielo más privilegiado para observar las estrellas, en una isla aquejada por una grave contaminación lumínica en la mayor parte de sus pueblos y ciudades.

Desde Ben Magec- Ecologistas en Acción queremos decirle al señor Alcalde que si está falto de ideas sostenibles que permitan el desarrollo social y económico del municipio, se siente con los ecologistas que, de muy buen grado, le aportaremos múltiples sugerencias sobre cómo aprovechar de forma ecológica e innovadora el inmenso y único patrimonio arqueológico y natural que alberga el municipio de Tejeda, sin necesidad de recurrir a proyectos horteras, poco respetuosos con el entorno y que además dilapidan grandes cantidades de dinero público.