Log in
Sin imágenes

Economía

Economía

Sobre especulación y obsolescencia programada

 

EL RINCÓN DEL BONZO

...premeditada y oportunista. Consiste en definir la vida útil de un producto manufacturado y calcular su duración hasta un límite que convenga a los intereses del negocio. Superado el plazo de garantía, para evitar reclamaciones, aparece una avería irresoluble que obliga a sustituir el aparato inutilizado por otro de nueva adquisición que suponga la correspondiente operación comercial. Es decir, fomento del consumismo; en favor del fabricante y del vendedor para perjuicio del cliente. El que siempre paga.

  • Escrito por Carlos Castañosa
  • Categoría: Economía
  • Visto: 542

Renovagua

El año pasado presentamos en el Cabildo, con motivo del Día Mundial del Agua, un estudio elaborado por la ULPGC, el Consejo Insular de Aguas y la Fundación Acuorum que versa sobre la “Sostenibilidad en el balance recurso-demanda en la Isla de Gran Canaria”.

  • Escrito por Antonio Morales
  • Categoría: Economía
  • Visto: 545

Una de estiba para la Mesa 4

Hay cosas que no entiendo, lo digo por ver si hay alguien puede aclararme el asunto.

  • Escrito por Joaquín Hernández
  • Categoría: Economía
  • Visto: 595

Lo malo de lo viejo, lo malo de lo nuevo

El Liberalismo, la ideología económica que desde el siglo XIX promovía la mínima participación del Estado en la economía y la mayor libertad de actuación para la iniciativa privada, pues pretendía que, de este modo, las fuerzas del mercado, por si solas, harían la mejor asignación de los precios y los salarios, se hundió en el Crack de 1929, en su momento, la mayor crisis en la historia del sistema capitalista por su gravedad, duración y consecuencias: con la quiebra del mercado de valores de Nueva York se precipitó, con un alcance mundial, un largo periodo de deflación, hundimiento productivo, desempleo masivo y contracción del comercio.

  • Escrito por Xavier Aparici Gisbert
  • Categoría: Economía
  • Visto: 560

Estibadores, ¿ángeles o demonios?

EL RINCÓN DEL BONZO

Seguro que ni lo uno ni lo otro. Quizá sean el último vestigio de una situación laboral, no demasiado lejana, en que la relación trabajo digno/sueldo digno daba uno por equipararse numerador y denominador. Pero la Reforma Laboral dio al traste con valores relacionados con derechos fundamentales y la dignidad del trabajo fue sustituida por precariedad generalizada. Es posible que en el ámbito actual no encaje un colectivo que puede ser puesto en el punto de mira mediático –como se hizo en su día con los controladores aéreos– mediante una campaña de desprestigio ante la opinión pública demasiado vulnerable  ante supuestos privilegios de los demás.

  • Escrito por Carlos Castañosa
  • Categoría: Economía
  • Visto: 633

Los puertos siguen en lucha...

Los puertos siguen en lucha. Los estibadores merecen nuestro apoyo

Los estibadores portuarios han desconvocado su huelga en todos los puertos del estado español. Pero siguen vigilantes y han convocado otras ya, por si el Gobierno sigue exigiendo la desaparición de las sociedades obreras de estiba y organización del trabajo portuario a las que las empresas deben contratar obligatoriamente el personal que carga y descarga los buques y camiones en los muelles.

¿Qué ha ocurrido? Pues muy sencillo han derrotado al Gobierno, la UE y la patronal. Aunque de sobra saben los estibadores, que es solo una victoria temporal. Pero prosiguen su lucha mediante asambleas y trabajando de forma responsable, cumpliendo todos los requisitos de seguridad y de reglamento portuario. Por cierto las navieras y consignatarias están notando y mucho, esa forma “tan correcta de trabajar”.

Fieles a su tradición sindical y de lucha, que les ha hecho conseguir muchas victorias y buenos salarios en un sector que por cierto mueve mucho dinero y está además en alza, como es el transporte marítimo, “las manos” o collas de estibadores realizan un trabajo cada vez más especializado e importante. Las empresas, el gobierno y la UE que actúa como siempre impulsando la privatización. Los obreros portuarios están defendiendo lo público, nuestros puertos.

Ya conté que fui trabajador portuario, también militante sindicalista y conozco sus métodos de lucha, que además siempre utilizan. Ellos y ellas se saben hacer valer. Recuerdo con simpatía al coixo, al pardaliste, el fadrí, gallineta… Estaba con ellos en los muelles, contando palos o sacos, eran mi familia y éramos del sindicato. Tienen razón ellos y no los gerentes de las consignatarias o los cargos públicos del gobierno central que sacan en la TV.

El objetivo central de las empresas y el gobierno, es eliminar el registro de trabajadores y de esta forma poder contratar mediante ETTs a los estibadores. Sabéis de sobra las personas jóvenes precarias lo que son las ETT; la peor plaga contra el trabajo digno. Unos chupasangres que se quedan con una parte del sueldo de los trabajadores y trabajadoras. Antes a los que por su cuenta hacía esa función les llamábamos “pistoleros”. Pues bien, eso se quiere que los “pistoleros del precariado” pobre vuelvan a los muelles. No lo podemos consentir.

Los estibadores nunca nos han fallado en las huelgas generales, siempre han estado los primeros y han parado al 100%. Las navieras y consignatarias, la UE, el PP y la gran patronal quieren liquidar uno de los últimos espacios del estado español, donde el precariado no ha entrado todavía, insisto una vez más.

Mientras tanto los estibadores ya han dicho que defenderán sus justos derechos laborales si hace falta con sus vidas. Es por eso que hay que estar con ellos de forma clara y decidida. Esto no se solucionará mediante la cesión que proponen con la boca chica muchos partidos, no, no hay ya nada que negociar. La lucha de clases en los puertos está defendiendo el trabajo digno de todas y todos y el derecho y la justicia que la Unión Europea desea liquidar. La lucha sindical y obrera renace con ellos, en un momento de desmovilización provocada. Es por eso mucho de agradecer su actitud y sobre todo es muy grafíticamente comprobar como un importante y fuerte sector de la clase obrera, los míticos portuarios, luchan contra los gigantes de la Unión Europea, las grandes y poderosas navieras y el Gobierno de la derecha. Pero si les pediría que no escucharan cantos de sirena que defendiendo la negociación, buscan su claudicación.

Carlos Martínez

Es de Alternativa Socialista y de Unión SOCIALISTAS

www.cli-as.es

Ex portuario y politólogo

  • Escrito por Carlos Martínez
  • Categoría: Economía
  • Visto: 656

El "Sindicato del Crimen" ...

El "Sindicato del Crimen" contra los Estibadores

El Gobierno del PP y el ministerio de Fomento siguen obedeciendo órdenes de las organizaciones empresariales mafiosas apoyadas por Bruselas, para tumbar los derechos laborales y sociales de 6.150 estibadores y sus familias en toda España. Como se ve, poco les importa el futuro de los trabajadores y el de sus hijos.

Se trata de provocar un despido generalizado con el pretexto de acatar una sentencia del Tribunal de Luxemburgo que, presionado por empresas multimillonarias, quieren imponer vía Decreto Ley la liberalización de los puertos. Esta es una antigua reivindicación caciquíl de los empresarios para controlar, dirigir y mangonear los puertos y sus negocios, consistente en abrir un proceso de selección y contratación libre de todo el personal de la estiba portuaria. Más claro: transformar a los estibadores en esclavos.

La mafia empresarial ataca de nuevo. Nunca estuvo dormida. Y ataca con toda la artillería pesada que supone el apoyo de un Gobierno de derechas ultraconservador al servicio de los negocios de los operadores que integran 'El Clan de la Avaricia', ansiosos de ejercer el control absoluto de los puertos.

En la trastienda de esta oscura estrategia política y empresarial, se busca incrementar la riqueza y los grandes negocios de los empresarios y operadores portuarios en detrimento de los estibadores. Uno de los objetivos es la precariedad y la desregulación laboral con contratos basura y mano de obra barata sin más derechos. Es decir, los estibadores se convertirían en los nuevos esclavos del siglo XXI a las órdenes de los poderosos que siempre han deseado adueñarse de los puertos condenando a "muerte" a los portuarios y a sus familias.

Hay que decir que los ciudadanos debemos sentirnos orgullosos de nuestros estibadores -a los que los empresarios llaman "privilegiados"- porque, gracias a ellos y no a los empresarios ni a los políticos, se carga y se descarga las mercancías en los puertos; gracias a ellos se mueven las exportaciones desde Canarias y España a todo el mundo y viceversa; gracias a ellos, arriesgando sus vidas, se coordinan todas las infraestructuras portuarias del Estado español; gracias a ellos llegan los alimentos que consumimos a los mercados, supermercados, hospitales y otras instituciones públicas y privadas como son los comedores sociales o Cáritas; gracias a ellos se genera empleo en otros sectores de todos los puertos que, además, conlleva el crecimiento económico de las empresas como, por ejemplo, los talleres de reparaciones navales, transportes de mercancías, flotas pesqueras, tráfico de contenedores, cruceros turísticos, empresas distribuidoras de combustibles, navieras como las compañías Armas, Fred Olsen y Trasmediterránea, así como otros sectores vinculados directa e indirectamente al puerto; gracias a ellos y a su honrado trabajo viven miles y miles de familias; gracias a ellos los empresarios triplican sus beneficios por contar con una mano de obra cualificada y profesional en continuo aprendizaje con nuevas tecnologías y maquinaria moderna.

¿De qué se acusa a los 6.150 portuarios españoles? El "sindicato del crimen" (Ley del Silencio), integrado por un grupo de empresarios mafiosos y sin escrúpulos, les acusa de ser los precursores y los auténticos defensores del desarrollo económico de todos los puertos del mundo y de España, y de la riqueza que, gracias a su trabajo, se genera en este país. Les acusa de que sus representantes y líderes sindicales hayan logrado consolidar una plantilla de profesionales preparados en constante superación para que nuestros puertos funcionen con garantías de rentabilidad y seguridad laboral.

Les acusa de que su sindicato, 'LA COORDINADORA', no permita que Puertos del Estado, el ministro de Fomento y determinados empresarios sin escrúpulos, no puedan utilizar y tratar a los estibadores como esclavos negros con sueldos miserables. Les acusa de buscar el diálogo, consensuar acuerdos y luchar por la paz social en los puertos. Les acusa de mantener el orden y no el desorden.

Ser estibador, es ser un trabajador que pone en peligro su vida todos los días. Ser estibador es ser un hombre honrado que tiene una familia y unos hijos que, cuando se despiden de sus seres queridos para ir al puerto a trabajar, no saben si volverán a su casa a abrazar a los suyos. Pues, trabajar en un puerto, es jugarse la vida a cada instante.

Quienes pretenden "matar" a los estibadores y hundirlos juntos a sus familias en el infierno del desempleo, son unos empresarios canallas que sueñan en convertir los puertos en sus cortijos privados y en un Casino. Quienes sueñan en fulminar a los sindicatos y a la actual Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios (SAGEP) para que los portuarios se vean indefensos y en el paro, son los que pretenden abaratar la mano de obra para, una vez provocado un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) encubierto y maquillado, poder crear puestos de trabajo precario con esclavos encadenados y arrodillados ante el Gobierno de Rajoy y ante el "sindicato del crimen" que es el que lidera un grupo de empresarios caciques y mafiosos. Esos sí son los auténticos privilegiados y millonarios que luchan por liberalizar los puertos imponiendo el látigo y la esclavitud.

  • Escrito por Armando Marcos
  • Categoría: Economía
  • Visto: 3574

La segunda pista del aeropuerto TFS: una molesta cantinela

EL RINCÓN DEL BONZO

Extraña reivindicación político-empresarial que periódicamente reaparece con indicios más que sospechosos, para intentar influir en la opinión pública con absurdos argumentos en defensa de ciertos intereses camuflados que nada tienen que ver con los de la ciudadanía normal; y sí mucho, en apariencia, con presuntas especulaciones privadas.

Me inicié casualmente en esta actividad mediática, como articulista de opinión, precisamente con este tema. Hace algo más de una década se me publicó una “carta al director” en la desaparecida “Gaceta”, en la que rebatí por primera vez todos los puntos que promocionaban tan disparatado proyecto. Me habían sorprendido los llamativos titulares en la prensa local que, con ostentoso acompañamiento de percusión y viento, anunciaban la inminente construcción de una segunda pista en el aeropuerto Reina Sofía. No me cuadraban las cuentas, y así lo expuse en el escrito tras confirmar mi apreciación con datos concretos y números exactos. Demostré la inconveniencia de semejante despilfarro en una obra tan ilógica como innecesaria, con un criterio meramente técnico sin implicaciones ideológicas ni mucho menos políticas.

La repercusión del contenido fue impactante; lo suficiente para ser requerido por otros medios donde exponer mis conclusiones ampliadas y documentalmente contrastadas. De hecho, se cortó en seco aquella iniciativa de la que fueron apareciendo aspectos colaterales que, aparte de confirmar mi análisis, aclararon  segundas intenciones que se escondían tras la propaganda oficial desplegada al respecto. Por ejemplo,  que el desmonte que suponía la ubicación de la nueva pista, produciría los áridos suficientes para ser utilizados en diques y muelles de la muy contestada obra del puerto de Granadilla. Nada que ver con cualquier tipo de necesidad operativa del aeropuerto; que no existía entonces, no se da en la actualidad ni se la espera en el futuro.

Aquella incursión mediática me abrió la puerta de diversas publicaciones locales como colaborador habitual en calidad de articulista esporádico. Columnas free lance donde exponer mi opinión sobre temas, no solo aeronáuticos como especialidad, sino cubriendo un espectro más expandido con matices reivindicativos y cierto activismo moral  sobre política, cultura, asuntos sociales, economía, turismo, justicia, cuestiones humanitarias, corrupción… en fin, un abanico abierto en el que predominan los artículos relacionados con la aviación –AENA figura en el podio de mis prioridades–, bajo el compromiso ético de compartir con la opinión pública mi testimonio, siempre desinteresado y sobre todo bien informado,  a partir del conocimiento adquirido sin más mérito que haber pertenecido a un ámbito muy específico a lo largo de los 40 años de mi trayectoria  profesional.

Todos estos trabajos, en número que ya ronda los 250, se hallan recopilados en mi blog: www.elrincondelbonzo.blogspot.com.

Ha vuelto a suceder: 11/01/2017.- Aparatoso titular a toda página, portada de periódico local: “El Sur exige de nuevo la segunda pista en el Reina Sofía”. No voy a reincidir en mi prédica de desierto. Aparte de que no procede gastar ni un renglón en contradecir a quien alega, como principal justificación, que el Tenerife Sur es el único aeropuerto, entre los diez primeros de España, que solo tiene una pista. Ya se la rebaten en el propio reportaje.

Pido disculpas por no ceder a la debilidad de volver a exponer otra vez los datos y números ya repetidos cada dos o tres años. Para no resultar molesto, pero en atención al respeto que merece la opinión pública, me permito remitir a los lectores  interesados a mi artículo precedente sobre el mismo tema publicado el 05/12/2015; cuyo título: “Sospechoso empecinamiento con la segunda pista del Sur” se encuentra archivado en el blog antes referido. En su contenido figura como muestra un simple pero definitivo dato, proporcionado precisamente por los contumaces reclamantes: “El 26% de la capacidad actual del TFS con una sola pista, cubre el 80% de la presente ocupación hotelera”. Deducción lógica de inteligencia racional: una regla de tres simple: “El 100% de turistas solo necesita el 32,5% de la pista actual”.

Lamento tener que contarlo con melones… Mis disculpas…

 www.elrincondelbonzo.blogspot.com







  • Escrito por Carlos Castañosa
  • Categoría: Economía
  • Visto: 724

Comentarios a los Reyes Magos

En la Tribuna Libre del Canarias 7 del pasado jueves, día 5 de enero, el Círculo de Empresarios de Gran Canaria cuelga una “Carta a los Reyes Magos”. Dos son las evidencias que encierra el catálogo de solicitudes de los empresarios grancanarios.

De una parte, sus peticiones guardan una armoniosa sintonía con las políticas que desde las Administraciones públicas (en Canarias, en el reino de España y en la propia UE) se vienen aplicando desde hace ya bastante tiempo.

De otro lado, y en consonancia con la evidencia anterior, el contenido de la mencionada carta nos muestra la tenaza que sobre la ciudadanía imponen el dúo Estado-Corporaciones privadas. En este sentido, las Administraciones públicas favorecen y legitiman los deseos de acumulación de los empresarios, un proceso éste que se explicita en el Mercado.

La carta empresarial contiene, en síntesis, las señas de identidad, sacrosantas, de un modelo que en 2008 entró en crisis; una crisis que aún padecemos y que, de profundizarse, lleva al planeta a su insostenibilidad. Hablamos del modelo de gestión neoliberal que los empresarios grancanarios alaban cual mantra y que, siempre según ellos, no debemos abandonar.

Tras afirmar –faltaría menos- su creencia en la economía de libre mercado, se detienen los señores del Círculo en lanzar propuestas concretas; miran con ellas hacia un escenario ya superado. El capitalismo en su versión neoliberal ya no será igual al que se mostraba antes de la crisis. La vuelta de tuerca y la recomposición en curso del capitalismo tras el abrupto 2008 no permitirán la amplificación de las clases medias (en las que tanto dicen creer los empresarios) El capitalismo neoliberal cada vez más polariza los conflictos y provoca que unos pocos (el 1%) acumulen porciones cada vez mayores de la riqueza a costa de una gran mayoría (el 90%) que se empobrece irremediablemente.

Aún siguen mostrando los empresarios la idea, absolutamente errada y dañina –como comprobamos echando una mirada a cualquier medio de comunicación-, según la cual vivimos en un planeta infinito que nos seguirá ofreciendo ilimitados recursos para continuar explotándolo. Una creencia que, expresan, por ejemplo, en su apoyo a la Ley del Suelo (del equipo del presidente Clavijo). Como es poco el daño infligido a nuestro frágil territorio, creen es momento de reactivar el trinomio constructivo-inmobiliario-especulador, orientado a nuestro monocultivo turístico.

Abundando en esa línea (más crecimiento, más privatización y destrucción de nuestros bienes comunes) no puede menos que entenderse como cinismo malintencionado la solicitud que realizan en la carta, orientada a las nuevas generaciones, las niñas y niños de nuestra Comunidad. Piden nuestros “ilustres” empresarios un urgente pacto por la educación (el enésimo) en donde “se pongan de acuerdo todas las fuerzas políticas”. De nuevo, pactos educativos de espaldas al alumnado y a las personas (docentes y madres y padres de familia) sobre quienes recae la responsabilidad educativa. Todos los pactos educativos hasta ahora suscritos han contado con el acuerdo de más o menos fuerzas políticas… ¡y así nos va!. En ese apartado dedicado a la educación, solicitan, además, más bilingüismo (empieza a ser penosa tanta anglofilia), menos fracaso escolar y potenciar la Formación Profesional.
Y si de recetas educativas nos proponen cuantas vienen conduciendo a nuestra comunidad hacia niveles lamentables, no menos lúcidas son las sugerencias que a las mágicas majestades realizan en otro ámbito de enorme sensibilidad; me refiero al sistema sanitario, para el que reclaman más privatizaciones. No es suficiente el nivel de concierto sanitario alcanzado en esta nuestra autónoma Comunidad. Tras Cataluña y Madrid, tiene Canarias el mérito de tener el mayor nivel de conciertos sanitarios de todo el reino de España. Pese a ello, no parece mucho lo que con dinero público se les está reportando a estos adalides del desarrollo y el crecimiento desaforado. Es obvio que el sistema público sanitario supone un nicho importantísimo para la acumulación; sin embargo, no creo sea deseo de la ciudadanía verse convertida en simple cliente, que precisa enfermarse para mayor gloria de inversores sin escrúpulos. Aquí, vuelve a olerse el “tufillo” anglófilo: la salud, para quien tenga cómo pagársela.

Estos empresarios, mientras exigen -en clara sintonía con el credo neoliberal, no fuera a faltar- menos Administración y más desregulación (“para que invertir en las islas no suponga un enorme sacrificio de trámites y tiempo”) sí solicitan a esas Administraciones –que quieren ver empequeñecidas- más esfuerzo público en formar a sus futuros explotados (perdón, trabajadores).

El mercado laboral que fuerzas políticas de distinto signo han venido reformando, en connivencia con el empresariado y algunas organizaciones sindicales, muestra una creciente polarización y dualización. Los empleos que el modelo productivo impuesto a Canarias demanda no requieren de enorme cualificación. El empleo que se genera aquí es en el sector servicios, especialmente en turismo, con lo que se profundiza en un modelo productivo de bajo valor añadido y fuertemente procíclico.
En el sistema educativo se están titulando un número de estudiantes que excede con mucho las demandas que el mercado laboral, desregulado, reclama. Las tecnologías de la información y la comunicación, junto a la robotización creciente, seguirán expulsando a muchas personas de trabajos con determinado nivel de cualificación y complejidad.
Habría, por tanto, que engarzar el sistema educativo y la educación de nuestras niñas, niños y jóvenes según modelos que no tengan que ser reflejo de las necesidades de un mercado de trabajo, cada vez más desregulado, precarizado y “saturado”. Deberíamos interesarnos por modelos educativos donde las nuevas generaciones disfruten con el acercamiento a los saberes de la cultura heredada desde la asunción de que es la cooperación en los aprendizajes (y no la competitividad) lo que dinamiza y acrecienta tales conocimientos y saberes.

Y aquí no acaban las demandas empresariales. Sienten estos señores necesidad de cuidar nuestro medio ambiente; claro que para disfrute no de cuantas personas por estas ínsulas habitamos, sino para el deleite de quienes nos visitan (no sea se espanten y terminen reclamando otros destinos) Y ahí, de nuevo, reclaman la acción de las Administraciones que deberán “intervenir con urgencia en zonas públicas, barrancos, avenidas, calles, farolas y parques, y concienciar a la población en el respeto de las zonas de todos”. ¡Así, con toda la cara! Apuestan por una Ley del Suelo que destruye nuestro único patrimonio (el espacio que pisamos y del cual nos alimentamos) pero no sienten vergüenza reclamando cuidar farolas, avenidas y barrancos; no vayan a decir nuestros visitantes acerca de lo mal que atendemos nuestro “patio trasero”. Desde luego, este empresariado grancanario da muestra de una incultura ambiental tremenda; y eso que piensan en los niños, “la principal razón de ser de sus Majestades”. Unos niños, unas niñas que, cuando crezcan, tendrán que abandonar estos terruños pues aquí los mayores no hemos dejado sino miseria. Y todo, gracias al valor intrínseco de la libre empresa.


Montaña Hendida, Fuerteventura, a 9 de enero de 2017

Rafael J. Rodríguez Marrero

  • Escrito por Rafael Rodríguez Marrero
  • Categoría: Economía
  • Visto: 804

Valonia se rinde sometiéndose al CETA

Hace pocos días; en este mismo medio, escribía ensalzando el valor de la negativa de los representantes de los ciudadanos de Valonia (una de las tres regiones de Bélgica); personificando el acertado rechazo en la figura del presidente de dicha Región el Sr. Paul Magnette; todo ello, por haberse negado a aceptar la imposición de un Tratado de libre comercio a celebrar entre Canadá y la Unión Europea (por sus siglas en inglés CETA); lastimosamente, me veo obligado a retractarme, pues el pasado jueves, el mismo que antes decía NO, ha terminado por aceptar la impostura de dicho tratado diciendo SI; de tal manera, que, la deslealtad se materializará, oficialmente, el domingo 30 de octubre de 2016 tras estampar la firma, mostrando su acatamiento al CETA; en fin, hemos visto el poco aguante que ha tenido el “gallo” (símbolo de Valonia), es decir, se ha capitulado, en poco tiempo, ante las presiones y/o promesas realizadas por los lobbies de los “amos del mundo”; o, podría el NO inicial, formará parte de la puesta en escena de una cortina de humo, para salvaguardar las críticas, que supone la implementación de un tratado que recortará, sí o sí, los estándares de calidad de vida alcanzados, finalizada la II Guerra Mundial, por los ciudadanos europeos; por lo tanto, no queda por menos que aseverar que lo que  pareció ser un honroso referente se ha quedado en simple espejismo; como reza la sabia paremia: “donde dije digo, digo Diego”.

A partir de ahora, si existía alguna duda, tras la entrada en vigor del gigantesco acuerdo comercial (CETA), punta de lanza de los, en puerta, TTIP y TISA, etc., la soberanía de los países europeos pasará, más pronto que tarde, a ser una cosa del pasado; en la praxis, quedará sometida al albur de las grandes corporaciones transnacionales del capital.

Por otra parte; este acontecimiento, nos ha de hacer reflexionar acerca de la validez del sistema democrático, pues si estuviésemos viviendo en auténticas democracias, ante cuestiones de tamaña importancia cual resulta la firma del CETA, que afectará al conjunto de los ciudadanos europeos, lo razonable y democrático hubiese sido la celebración de un referéndum o consulta al pueblo soberano (sobrero). Ante tal situación; cabría plantearse, si el voto del pueblo sirve más allá de elegir a representantes que terminan convirtiéndose en una oligarquía que se sitúa por encima de sus representados, tal como explica la “Ley de Hierro” de Robert Michels, en su obra “Los partidos políticos”. “Las autoridades democráticas están más firmes en sus bancas que las autoridades de los organismos aristocráticos.” (T.1, pág. 143)

Siguiendo a Bakunin: El Estado no es más que la comisión ejecutiva de la clase gobernante; es decir, un ente por y para supervivencia, en todos los ámbitos de la vida, de las clases que dominan las fuentes de la riqueza y, por tanto, del poder; el Estado está para satisfacer y asegurar la existencia o pervivencia de la clase plutocrática, o, de las familias patricias, utilizando el término de la Roma clásica.

En definitiva; tras la consumación de la firma del CETA, y los que les siguen (TTIP, TISA, etc.) los europeos, salvo milagros, retornarán, más pronto que tarde, a la descripción que realizara de la sociedad, hace unos siglos, el gran dramaturgo y político francés Víctor Hugo, en su obra “Los Miserables”, publicada en 1862; en el mismo sentido, recomendaría la obra de Miguel Delibes “Los Santos Inocentes” (1981).

Hace al texto; la letra del tango argentino “Cambalache” compuesto en 1934; letra y música de  Enrique Santos Discépolo; cantado por el inolvidable Carlos Gardel: “El mundo fue y será una porquería..., pero que el siglo XX es un despliegue de maldad insolente, ya no hay quien lo niegue…”

Juan F. Ramírez (Abogado, Analista Político e Investigador)

  • Escrito por Juan Francisco Ramírez
  • Categoría: Economía
  • Visto: 901

¿Peligra el Sistema Público de Pensiones?

En Canarias, la mayoría de las personas jubiladas recibe menos de 700 euros al mes y la pensión no contributiva está por debajo de la media estatal y se sitúa en 351,35 euros.

  • Escrito por Luis Pérez Serichol
  • Categoría: Economía
  • Visto: 1151

La ocultada causa del impasse político en España

En la discusión del porqué uno de los partidos políticos percibidos como más corruptos en Europa, el Partido Popular (dirigido por uno de los personajes menos creíbles existente en la clase política española, que ha dirigido una de las campañas más represivas y mafiosas conocidas en el periodo democrático en España a través de su Ministerio del Interior), continúa gobernando este país, mucho se ha escrito y hablado en los medios de comunicación del comportamiento de los distintos líderes políticos y de su supuesta incapacidad para negociar y establecer pactos que permitan establecer un gobierno, preferentemente (según muestran las encuestas) alternativo al existente, contribuyendo todo ello al descrédito de la mayoría de la clase política. Como parte de esta interpretación de las causas del impasse político, hay toda una campaña mediática para encontrar y denunciar al culpable de dicha situación, cargando toda la responsabilidad en el dirigente político más impopular o menos favorecido por el medio de información y persuasión que está en busca del culpable.

  • Escrito por Vicenç Navarro
  • Categoría: Economía
  • Visto: 1078

De agricultura y otras cosas

Que se pueda vender la producción agrícola-ganadera, es fundamental para mantener las estructuras agropecuarias, una forma de vivir y garantizar el relevo generacional.

  • Escrito por Colectivo Autinimara
  • Categoría: Economía
  • Visto: 1048

Hasta Groucho tenía razón

Al hilo de un excelente artículo de opinión de Vicenç Navarro titulado "Marx llevaba bastante razón", me vi envuelto en el sibilino placer veraniego de releer "El Capital", ahora desde la distancia que marca el tiempo. Cuando lo leí por vez primera hace casi 40 años sólo me movió el puro morbo por entender las cosas, ajeno a todo interés académico.

  • Escrito por Álvaro Felipe
  • Categoría: Economía
  • Visto: 1394

A por el mar

Este fin de semana se celebró en la capital grancanaria la sexta edición de la Feria Internacional del Mar. Por primera vez el Cabildo participó en su organización. Compartimos con el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y la Autoridad Portuaria de Las Palmas los objetivos de poner en valor y reforzar los vínculos históricos, sociales, culturales y económicos que los hombres y mujeres de esta Isla tenemos con nuestro mar.

  • Escrito por Antonio Morales
  • Categoría: Economía
  • Visto: 1313