Log in
Sin imágenes

Los prosistema en Davos

  • Published in Economía

Francisco Morote Costa

{mosimage}Todos los años por estas fechas, últimos días de enero, vienen reuniéndose en Davos (Suiza), desde 1971, aquellos que el insobornable periodista británico Andy Robinson llama en su libro " Un reportero en la montaña mágica ", la élite económica que hundió el mundo.

¿Quienes son?
Sencillamente los prosistema, los representantes más sobresalientes de ese 1% de la población mundial (1) que en 2016 concentra ya más de la mitad de la riqueza del planeta. Banqueros, empresarios, académicos, periodistas y políticos, alrededor de 2.500, cuyo objetivo abiertamente declarado no es otro que el de perpetuar el sistema que permite a la élite económica mundial asegurar, año tras año, el crecimiento de su propia riqueza.
 


Ellos, los prosistema son el verdadero problema del mundo, y lo son porque en su defensa cerrada, ciega, del sistema les resultan indiferentes cuestiones tan cruciales para el futuro de todos como que los gases de efecto invernadero de sus industrias provoquen el calentamiento de la Tierra, o que crezcan imparablemente las desigualdades sociales, puesto que aún empobreciendo cada vez más a una parte mayoritaria de la sociedad, a ellos el sistema les enriquece.

Frente a ellos en Davos y en todo el mundo se expresa cada vez más el rechazo de quienes denuncian sus atropellos ecológicos, su clasismo y su desprecio de los derechos humanos, su afán de convertir las democracias en plutocracias. Los medios de comunicación sistémicos llaman peyorativamente a quienes protestan, en su inmensa mayoría pacíficamente, antisistema. Era hora ya de decir la verdad, de poner a cada cual en su sitio. Contra toda la propaganda que los sataniza el problema no son los antisistema, sino los prosistema, esa minoría exigua que pretende hacer suyo, del 1%, un planeta que por derecho tiene que ser de todos.

Solo poniendo fin al poder desorbitado de los más ricos (2), de esa minoría prosistema que nos aboca a todos a la catástrofe ecológica y a la guerra de clases más implacable y destructiva, podremos empezar a construir un mundo habitable y pacífico para las generaciones que nos hayan de suceder.

----------------
(1) Oxfam, 2016. Informe: " Una economía al servicio del 1% ".

(2) artículos F. Morote en Attac España: " El poder desorbitado de los más ricos " y " Abatir el poder desorbitado de los más ricos ".