Log in
Sin imágenes

Los Canarii, políticamente, pintamos poco

  • Published in Cultura

El título escogido viene a pelo de brocha, diríamos, utilizando un término acorde con el arte pictórico, que, técnica capaz, dependiendo de la mano y cerebro hábil que utilice los pinceles, de culminar una bella o pésima obra; eso, salvas sean las diferencias, es lo que viene ocurriendo en unas islas, dicen, afortunadas, parte de la Macaronesia, ancladas en el  Océano Atlántico Noroccidental africano, sujetas a los vaivenes de una clase dominante, históricamente, alejada de los intereses o sentires de los pobladores canarios.

En esta ocasión referirnos, exclusivamente, a unos concretos acontecimientos políticos que vienen implementándose en perjuicio del conjunto de los intereses de los “Canarii”; por no extendernos a tiempos pretéritos, no tan lejanos; acotaremos la narración a dos de los aconteceres más destacados, sin minusvalorar otros muchos por no ser este el lugar adecuado; de entre todos, por su nivel de lesividad; a continuación destacaremos:

1) Ley Electoral Canaria (LEC)
2) Ley del Suelo (LS)

La primera (LEC); deviene producto de una transición fraguada, por y desde una elite con intereses insularistas enconados y totalmente ajenos a los “Canarii”; llevados adelante sin la participación del pueblo “soberano” o quizá deberíamos decir ¿sobrero?; mientras el pueblo viene demandando la reforma de un sistema que ha venido a calificarse, por entendidos en el tema, de los peores del mundo. (1) y (2)

La segunda (LS); no por menos lesiva, sino por devenir “in tempore” más reciente. Igualmente, se distingue las notable diferencia existente entre los representantes políticos, frente a gran parte de los representados; baste con ver las múltiples y variadas conferencias y actos denunciando lo pernicioso de tal regulación. (3)

En conclusión. Sin más retorica, el problema es que los que nos consideramos herederos de los “Canarri”, no podremos, jamás, sentirnos representados por una clase política que, pareciere, viven en la mítica isla de San Borondón, pues de lo contrario no se entendiere la cuestión. Cambiar esta situación no pasa por tirar, periódicamente, un sobre en el interior de unas urnas, pasa por la participación de la ciudadanía en todas aquellas decisiones que afecten al conjunto de la misma; no siendo aceptable que una minoría domine y decida sobre una mayoría; de ahí, los “Canarii”, políticamente, pintamos poco. Tal sistema será o podrá aplicársele el calificativo que mejor plazca, mas nunca podrá ser tenido de democracia participativa; apropiado sería calificarlo de “Dictocracia-plutocrática”, impuesta por y desde una oligarquía “partitocratica” o “partidocrática”, según se prefiera. Por otro lado, convendría tener presente la denominada “Ley de Hierro de la oligarquía” de Robert Michels (Alemania 1876 – Italia 1936),

“...la actividad de la política es siempre una actividad de personas interesadas políticamente, es decir, de personas que se guían por intereses ideológicos o por el poder como tal. Esto quiere decir que la actividad política está en manos de: 1) Los dirigentes y de los cuadros de los partidos. 2) Junto a éstos están los miembros activos del partido que la mayor parte de las veces actúan aclamándoles, y en ocasiones como instancias de control, de discusión, de queja o de resolución de problemas. 3) Mientras que las masas inactivas de electores o votantes son solamente objeto de la propaganda en las épocas de elecciones… 4) Los mecenas de los partidos, por lo general, permanecen en la sombra…” (WEBER, Max, “Sociología del poder. Los tipos de dominación”, Alianza Editorial, S.A., Madrid – 2012 (Págs. 200 y 201)


AVISO LEGAL: Todo lo expresado en los párrafos precedentes es producto de la imaginación; cualquier parecido con la realidad es mera coincidencia.

Juan F. Ramírez (Abogado, Investigador y Analista Político)

Citas utilizadas:
(1) Carlos Fernández Esquer, Experto en sistemas electorales (Dominical La Provincia, domingo 14 de septiembre de 2014)
(2) http://www.lacasademitia.es/articulo/firmas/reforma-sistema-electoral-canario-cuestion-prioritaria-inaplazable-por%C2%A0juan-francisco%C2%A0ramirez/20170307035813064919.html
(3) Documental: “TARO, el Eco de Manrique”,  RTVE 2, “Imprescindibles”, de Miguel G. Morales; puede visionarse a través de la web de RTVE.es

Bibliografía recomendada:
GARCÍA TREVIJANO, Antonio, “Frente a la Gran Mentira”, Espasa Calpe, S.A., Madrid – 1996
JIMÉNEZ GONZÁLEZ, José Juan, “La tribu de los CANARII”, LeCanarien ediciones, La Orotava – S/C de TFE. – 2014  
MICHELS, Robert, “Los partidos políticos: Un estudio sociológico de las tendencias oligárquicas de la democracia moderna” (T. I y II), Amorrortu Editores, Buenos Aires – 2008
OSTROGOSRKI, Moisei, “La democracia y los partidos políticos”, E. Trotta, S.A., Madrid – 2008  
WEBER, Max, “Sociología del poder”, Alianza Editorial, S.A., Madrid – 2012