Log in
Sin imágenes

Tiempos difíciles

  • Published in Cultura

Antonio Lozano

{mosimage}Hace unos días fue presentado en Las Palmas de Gran Canaria el recién editado libro de Antonio Morales, Tiempos difíciles, Apuntes para repensar la democracia, que recoge los artículos más importantes publicados por el autor en prensa desde el año 2006 hasta hoy. 

Este nuevo trabajo viene a sumarse a los anteriores Reflexiones compartidas y Nos faltan luces,  y con ello a enriquecer - algo absolutamente imprescindible en estos tiempos- el corpus de ideas y reflexiones necesario para el debate que urge frente a una situación de pérdida de ciudadanía de manos de un poder político,  pero sobre todo económico, que está convirtiendo la democracia en un mera capa de maquillaje cada vez más transparente, cada vez más burda.
 
Julio Anguita, prologuista del libro, rememora en su texto la impresión que le causó la lectura de un cartel, hace años en su Córdoba natal, que decía “Levántate y piensa”. La referencia a esa anécdota es más que oportuna, ya que Tiempos difíciles es precisamente una invitación a la reflexión y a la acción, elementos esenciales ambos de la breve frase que llamó la atención del prologuista, pero también de lo que requiere con urgencia una sociedad, la nuestra, aletargada por, en palabras de Anguita, “la confusión mental, lingüística y de valores, por una cultura de eslóganes, lugares comunes, instantáneas y un hábitat mental en el que no existen ni el pasado ni el futuro sino un presente formado por impactos visuales, auditivos y sensaciones efímeras”. Somos, en definitiva, una sociedad “sin memoria ni proyecto” que asume con asombrosa y exasperante naturalidad los golpes que asesta el poder a nuestros derechos ciudadanos y nuestra libertad, en definitiva a una democracia convertida es un espacio desierto cuya única misión es ya la de elegir periódicamente a nuestros propios verdugos.

A través de los artículos recogidos en este libro, Antonio Morales afronta la realidad política desde todas las perspectivas posibles: corrupción, abordaje del poder económico a los centros de decisión política, suplantación de la democracia, ataques a los derechos ciudadanos,  pobreza… El resultado es desolador pero, como afirma el autor, su misión es la de analizar la realidad y ese es el panorama que esta nos ofrece. Pero no es el libro un canto a la desesperanza, sino una llamada a la acción para reconstruir el mundo sobre pilares de justicia, de igualdad y de libertad. Para ello reivindica el compromiso  político, esa tarea que tantos han ensuciado a base de meter las manos donde no deben, hasta el punto de lograr que sea vista por buena parte de la sociedad como un refugio de delincuentes,  pero que en sí misma es una de las actividades más nobles a las que se puede dedicar un ser humano si la entiende como lo que realmente es: una ocasión para contribuir a la construcción de una sociedad más justa, una sociedad pensada para el bienestar ciudadano y no para el de quienes la gobiernan, una ocasión para que los recursos humanos, culturales y económicos recaigan en el bienestar de todos los ciudadanos y no, por encima de todo, tal como está pasando, en el incremento de las fortunas que gobiernan el mundo. Y una oportunidad también para contribuir a la globalización de la felicidad humana, y no únicamente a la de la circulación de sus productos comerciales.

Antonio Morales es actualmente alcalde del municipio grancanario de Agüimes.Nada más terminar sus estudios de Historia del Arte en la Universidad de La Laguna regresó a su pueblo para incorporarse a un grupo de jóvenes que, en torno al nombre de Roque Aguayro, decidió enfrentarse en las primeras elecciones municipales del posfranquismo, en 1979, a los todopoderosos partidos de la época, Alianza Popular, PSOE, UCD, representantes de una forma de hacer política que nada tenía de nuevo entonces en el mundo y que sigue vigente hoy, y de llevar a Agüimes un soplo de aire fresco en forma de honestidad, de absoluto protagonismo de la participación ciudadana, situando por encima de todo los valores de igualdad, de libertad y de solidaridad. Ni uno solo de esos jóvenes podía imaginar que los ciudadanos de Agüimes iban a abrir las ventanas, en forma de mayoría absoluta, a ese soplo de aire fresco. Antonio era entonces uno más de esos jóvenes, y en 1983 -cuando el pueblo de Agüimes decidió mantener las ventanas abiertas, algo que por cierto sigue haciendo hasta el momento- se incorporó como concejal de cultura y de varias áreas más, en el equipo municipal. Se curtió en esos años en la brega política y en la gestión municipal y llegó en el año 1987 a la alcaldía de Agüimes, un puesto que hoy, veintisiete años después, sigue ocupando. Este libro nace pues de la reflexión pero también de una acción política que ha llevado al municipio de Agüimes a convertirse en un referente municipal absoluto en el archipiélago canario y que confirma que hay otras maneras de hacer política y que en el centro de esta puede y debe estar, ante todo, la ciudadanía.

Muchos en España, en estos últimos tiempos, parecen haber abierto las ventanas para ventilar el ambiente malsano de la política actual. Se trata de un intento de recuperación del protagonismo por parte de la ciudadanía, de recuperación por lo tanto de la democracia real.  Más que nunca, las ideas que contribuyan a esta operación de desinfección son bienvenidas. El libro Tiempos difíciles constituye una importante contribución al debate imprescindible que debe anunciar la llegada de nuevos tiempos. Es por lo tanto un libro bienvenido y necesario.